Todos con camisa blanca

Solo Rajoy y Sánchez eligieron completar su atuendo con corbata - Los cuatro aspirantes a la presidencia descansaron antes del debate con el debut de la 'roja' en la Eurocopa

14.06.2016 | 02:41

Los candidatos a la presidencia del Gobierno de los cuatro grandes partidos se enfrentaron ayer en el único debate a cuatro bandas de la campaña electoral para los comicios generales del 26-J. Pese a sus diferencias en cuanto a la mejor forma para mejorar España y a sus acusaciones durante el debate, los cuatro candidatos coincidieron en parte de su indumentaria. Los aspirantes a La Moncloa se decantaron por camisa blanca para esta cita. Pero solo el líder del PP, Mariano Rajoy y el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, decidieron acompañarla con corbata, mientras que el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera y el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias prefirieron prescindir de esta prenda en su atuendo. Además de la camisa blanca, los cuatro líderes también coincidieron ayer por la tarde en hacer un receso en los preparativos del debate para ver el estreno de la Selección Española en la Eurocopa de Francia en el encuentro contra la República Checa.

Tal y como estaba previsto, Rivera fue el primero en llegar y elegió para la ocasión un traje azul oscuro y camisa blanca sin corbata. Es el único de los cuatro que no se recluyó el fin de semana y dio un mitin en Valencia el domingo.

El siguiente en llegar al Palacio Municipal de Congresos de Madrid fue Pablo Iglesias, ataviado con pantalón vaquero azul oscuro, camisa blanca remangada, sus ya clásicas zapatillas deportivas marrones y esta vez sin corbata. El líder de la formación morada se acercó a saludar a los trabajadores de la RTVE que protagonizaban una protesta frente al edificio "en defensa de la televisión pública". Lo mismo hizo Pedro Sánchez, que se apartó del recorrido marcado para saludar a los empleados de la corporación. El secretario general de los socialistas estuvo arropado por su esposa Begoña Gómez y fue vestido con traje azul, corbata roja y camisa blanca. Cumpliendo el guión, el desfile terminó con el presidente en funciones y líder de los populares. Mariano Rajoy escogió para la cita un traje azul oscuro, camisa blanca y color azul.

Los militantes y simpatizantes del PP y del PSOE se dieron cita en las sedes de sus partidos para no perderse detalle de la intervención de sus candidatos en el primer debate a cuatro de la historia de la democracia. El PSOE instaló una pantalla gigante en el patio de Ferraz y allí se congregaron varias decenas de afiliados. También en Génova, medio centenar de seguidores del PP se reunieron con carteles de A favor Rajoy presidente y lanzando vítores de "¡Presidente!" al ver a su líder llegar al debate. La mayoría de los asistentes eran jóvenes de 20 y 30 años, a los que en un ambiente distendido y lúdico acompañó el vicesecretario general de Organización, Fernando Martínez Maíllo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine