Rivera intenta abrir brecha entre Rajoy y el PP

14.06.2016 | 02:41
Albert Rivera.

En la lucha por captar el espacio ideológico Albert Rivera parecía tener algún terreno en común en disputa con Pablo Iglesias, destinatario de buena parte de sus críticas, contundentes sobremanera cuando lo acusó de financiar el partido con fondos de Venezuela y del que lamentó sus querencias griegas. Parecía una disputa entre dos políticos emergentes sometidos a un proceso tan rápido de maduración que ya nadie los llama así. Rivera, verbo rápido y discurso trabajado, fue también contundente con Mariano Rajoy cuando le acusó de haber cobrado sueldos a cuenta de la caja B que custodiaba Luis Bárcenas. Responsabilizó al líder del PP de servir de aliento al populismo creciente e insistió en abrir una brecha entre el presidente del Gobierno y su partido al pedirle que reflexionara sobre la conveniencia de que renuncie a seguir para facilitar acuerdos entre los populares y otros partidos. El número uno de Ciudadanos se movía anoche con la comodidad de ser el candidato que menos se juega el domingo 26 de junio porque la batalla primordial la libran quienes los flanqueaban en el estudio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine