Pedro Sánchez apela al "orgullo y la raza" socialista para ganar las elecciones

El líder del PSOE alude a Pablo Iglesias por "bloquear el cambio" después del 20-D y pide a los votantes de izquierda "no tropezar dos veces con la misma piedra"

15.06.2016 | 00:55
Pedro Sánchez, ayer, durante su intervención en un mitin en Oviedo.

El PSOE pretende dar la vuelta a las encuestas a base de movilización en las urnas y pasión. Pedro Sánchez apeló ayer en Oviedo al "orgullo y la raza" socialistas para ganar al PP y a Unidos Podemos. El candidato a La Moncloa aprovechó para firmar ante su militancia, de forma simbólica, los principales compromisos en materia de sanidad, la extensión de la tarjeta sanitaria y la derogación del copago farmacéutico. "Estas elecciones las vamos a ganar como las ganan los socialistas, plaza a plaza, calle a calle, voto a voto", animó Pedro Sánchez, que pidió a los votantes de la izquierda "no tropezar dos veces en la misma piedra, no voten al que bloqueó el cambio", un mensaje con recado a Pablo Iglesias.

"El cambio en este país es el PSOE", sostuvo el secretario general socialista, que recurrió en dos momentos de su discurso a "la emoción" como factor para decantar de su lado el voto en las próximas generales. "No puede quedarse ningún votante socialista en casa. El próximo Gobierno depende de los votantes del PSOE. Os pido movilización y orgullo". Sánchez tiró del ADN socialista, recordando el impulso a las políticas públicas dadas por "grandes ministros", entre los que citó a Ernest Lluch (Sanidad) y José María Maravall (Educación) y Luis Martínez Noval (Trabajo y Seguridad Social).

Sánchez pronostica que el PSOE ganará en las urnas el día 26 y que lo hará por la educación de los jóvenes, la pensión de los mayores, la igualdad de las mujeres y el trabajo digno de los trabajadores. Además, en particular,ayer destacó el compromiso de su formación con la sanidad. Así, garantizó que, si llega a La Moncloa, blindará la sanidad como un derecho, recuperará su universalidad y eliminará el copago farmacéutico y como muestra de su compromiso estampó su firma en el objetivo de una cámara de televisión, una imagen proyectada en las pantallas del polideportivo Corredoria Arena en el que se celebró el mitin.

En su intervención recurrió a mensajes del debate a cuatro de la víspera, como cuando vaticinó "los previsibles nuevos recortes" de Mariano Rajoy o cuando reprochó a Pablo Iglesias que la "resulta más cómodo tener de presidente del Gobierno a Rajoy que un gobierno socialista". El riesgo de sorpasso de Unidos Podemos, que las encuestas han convertido en tendencia, imprime carácter en los mítines del PSOE. "Orgullo y raza, y a ganar el 26 de junio", concluyó un Pedro Sánchez.

El líder de los socialistas denunció que Podemos está más preocupado por los "sillones" y el control de los espías que por las políticas sociales y criticó que su línea roja durante todos estos meses ha sido el derecho de autodeterminación.

Sánchez insistió en que el próximo 26 de junio habrá "una suerte de plebiscito" por el cambio y ha avisado de que hay "unos cuantos caminos que perpetúan a Rajoy como presidente del Gobierno y sólo uno que garantice el cambio político que necesita el país".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine