Rajoy avisa de que unas terceras elecciones en España supondrían un ridículo mundial

A una semana de los comicios, el líder del PP apela al voto útil y recuerda a los que apostaron por Ciudadanos que su elección no sirvió "para nada" en 25 provincias

20.06.2016 | 00:30
Rajoy (en el centro), ayer en Lleida, con la presidenta del PP en la provincia, Dolors López, y el cabeza de lista en Lleida, José Ignacio Llorens.

El líder del PP, Mariano Rajoy, cree que la celebración de unas terceras elecciones en España si los partidos no llegan a un acuerdo tras el 26 de junio supondría un ridículo mundial, y subraya que él tratará de que eso no ocurra, aunque mantendrá en todo momento la misma posición que en diciembre.

Rajoy intervino ayer en un mitin en Lleida, provincia donde el PP espera recuperar el diputado que perdió en diciembre, un ejemplo que le valió para volver a apelar al voto útil y dirigirse sobre todo a los electores que apostaron por Ciudadanos en diciembre: su voto, dijo, no sirvió "para nada" en veinticinco provincias. Después de ese acto, el presidente del Gobierno en funciones mantuvo una conversación informal con los periodistas que cubren su campaña electoral, a los que aseguró que mantendrá la misma posición que tuvo en diciembre, cuando propuso al PSOE la gran coalición.

Para Rajoy, si el líder socialista, Pedro Sánchez, hubiese aceptado su propuesta tras los anteriores comicios, no se encontraría en la situación actual, con el PSOE a punto de convertirse en tercera fuerza y ser sobrepasado por Podemos.

Y aunque subrayó la difícil situación de los socialistas, cree que el PSOE ya no puede bajar más de lo que le dan las encuestas, porque es un partido con muchos años de historia.

En la jornada de ayer en la que se publicaron numerosas encuestas, el presidente del Gobierno en funciones valoró el hecho de que la mayoría de los sondeos dan al PP más del 30% de los apoyos.

Admitió no obstante que no cree que su partido y Ciudadanos sumen los escaños suficientes.

En cualquier caso insistió en que mantendrá su propuesta de una gran alianza, una opción que prefiere, reconoció, al gobierno en minoría.

Rajoy volvió a subrayar ante los periodistas que un gobierno de coalición podría formarse para cuatro años y daría un mensaje serio. Por contra, advirtió, un Ejecutivo que no pudiese sacar leyes adelante ni aprobar los presupuestos sería una máquina de generar desconfianza.

No quiso especular sobre lo que van a hacer sus adversarios tras las elecciones, y llegó de decir que Pablo Iglesias le trae sin cuidado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine