Mas alega que no pretendía obtener un mandato con la consulta del 9-N

Una escisión de ERC inscribe mil militantes en la nueva Convergencia

06.07.2016 | 00:37

El expresidente de la Generalitat, Artur Mas, pidió ayer el archivo de la causa que mantiene abierta el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña al considerar que el proceso participativo del nueve de noviembre fue legal. En su recurso, presentado junto con las exconsejeras Joana Ortega e Irene Rigau también implicadas en la causa, Mas considera que la consulta ciudadana sobre la independencia se ajusta a derecho porque "no pretendió obtener un mandato democrático". Además, añade que la causa tiene un "contenido marcadamente político".

El pasado 28 de junio, el juez instructor de la causa del 9-N, Joan Manel Abril, dejó a Mas, Ortega y Rigau a un paso del juicio ante los indicios de que cometieron desobediencia y prevaricación al permitir la consulta soberanista. El magistrado concluyó al finalizar la instrucción que Mas conocía desde el cuatro noviembre de 2014 la providencia del Tribunal Constitucional (que ordenaba la suspensión de la convocatoria porque se le comunicó personalmente y, pese a ello, se negó "abiertamente" a dar cumplimiento a este mandato.

Por otro lado, Ignasi Planas, presidente de Reagrupament, una escisión de Esquerra Republicana, trasladó ayer martes a la sede de Convergencia un listado con 1.000 personas que quieren convertirse en militantes de la nueva CDC que celebrará este fin de semana su refundación. "No venimos a aportar socios a Convergencia; venimos a aportar socios a un nuevo partido, a un nuevo espacio político nítidamente independentista con unas formas de hacer radicalmente democráticas", declaró Planas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine