Una operación contra la corrupción municipal termina con 12 detenidos

La redada afecta sobre todo a consistorios en manos de CDC, incluida Girona cuando era alcalde Puigdemont - PP y C's piden la comparecencia del actual president

06.07.2016 | 01:34
Los fiscales Anticorrupción Fernando Bermejo (derecha) y José Grinda salen de la sede de Efial en Barcelona.

La Guardia Civil detuvo ayer a doce personas y efectuó una cincuentena de registros en diez provincias en una operación contra la corrupción municipal. En el dispositivo, dirigido por el juzgado de instrucción número 1 de El Vendrell a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, se investigan delitos contra la administración pública, organización criminal, malversación, prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, alteración de precios de concursos y subastas públicas y fraude a las administraciones.

Según los investigadores, Efial, una consultora especializada en administración pública, ofrecía a ayuntamientos catalanes, la mayoría gobernados por Convergència (CDC), servicios para mejorar su gestión y optimizar las cuentas, y aprovechaba supuestamente el menor control público a las entidades empresariales locales para desviar fondos.

Este sistema supuestamente corrupto saltó a algunos ayuntamientos de otras provincias, Castellón, Baleares, Huelva, Granada, Madrid y Guadalajara, después de que hace meses Efial fuera absorbida por CIG, consultora contratada por varios consistorios de fuera de Cataluña.

De este modo, agentes el instituto armado registraron los consistorios de L'Ametlla de Mar, Tortosa, Ascó y Vandellós, en Tarragona, así como los de Torrejón de Ardoz, Miraflores de la Sierra y Chinchón, en Madrid, y Trillo en Guadalajara. También se personaron en una quincena de ayuntamientos para requerir información sobre los contratos con Efial y CGI, entre ellos los de Barcelona, Girona, Cambrils, La Seu d'Urgell, Llinars del Vallès y Calonge.

Entre los detenidos figuran los exalcaldes de Anglès, Josep Manel Bassols, que ya fue arrestado durante la investigación del "caso del 3%", y el de L'Ametlla de Mar (Tarragona), Andreu Martí (CDC). Además, la Guardia Civil también acudió a la sede de la Oficina Antifraude de Cataluña, donde han requerido toda la documentación de sus investigaciones sobre este asunto. Entre esa documentación figuran las relativas a una investigación de este organismo sobre los contratos de servicios encargados por el Ayuntamiento de Gerona entre los años 2011 y 2015, durante la etapa en la que su alcalde era Carles Puigdemont, actual presidente de la Generalitat. Bassols fue su jefe de campaña mientras estuvo en la Alcaldía.

Reacciones políticas

Las respuestas por parte de los partidos a la actuación no se hicieron esperar y, por separado, tanto PP como Ciudadanos registraron sendas solicitudes de comparecencia en el Parlament de Puigdemont para que dé explicaciones sobre el caso y la operación policial desarrollada. La actual alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, detalló que el precio de las auditorías encargadas a estas consultoras se incluyen en el apartado de "contrataciones menores", que oscilan entre los 4.500 y los 17.600 euros, en las que se siguió "toda la tramitación legal que se exige". La portavoz del PSC, Eva Granados, expresó su confianza en que el presidente dará "las explicaciones necesarias" sobre su gestión como alcalde de Girona.

Desde el Govern y CDC, por su parte, se acusó al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz de ser el "autor intelectual" de la redada con el objeto de "dañar al independentismo", aludiendo a las conversaciones hechas públicas hace dos semanas entre el ministro y el ya exdirector de la Oficina Antifraude de Cataluña.

La portavoz del Govern y consellera de Presidencia, Neus Munté (CDC), cuestionó así un operativo que "ya es marca de la casa desde el Ministerio, que consiste en un aviso previo a medios de comunicación para que se produzca un circo mediático que busca el escarnio, la foto y ensuciar la honorabilidad de determinadas personas y líderes políticos en momentos estratégicos", como a su juicio será el congreso fundacional de CDC de este fin de semana.

En la misma línea, el coordinador de Régimen Interno de CDC, Francesc Sánchez, criticó el "circo mediático" de una operación con el objetivo de "dañar" a los convergentes "a tres días" de su congreso, en una actuación "poco democrática" y de "cloaca".

"Todos sabemos cómo Fernández Díaz actúa políticamente utilizando los servicios policiales en beneficio propio. Mientras esté como ministro, cualquier actuación de este estilo tendrá la sombra de la sospecha de que hay una actuación para hacer daño a CDC y al proceso independentista. Actúa más como director de reality show que como ministro", dijo Sánchez en rueda de prensa en la sede de CDC.

Ambos evidenciaron su "tranquilidad" y confianza en la actuación de esos ayuntamientos, así como en la gestión "transparente" e "impecable" de Puigdemont en Girona.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine