El PSOE rechaza la propuesta de Felipe González de allanar el camino a Rajoy

El líder del PP considera imposible cumplir con el calendario presupuestario si no se logra formar Gobierno después de la constitución de las Cortes el 19 de julio

08.07.2016 | 01:03
Mariano Rajoy posa ayer en el Congreso para acreditarse como diputado.

Los socialistas mantendrán, en un primer momento, su rechazo a Mariano Rajoy como candidato a la presidencia del Ejecutivo pese a que algunas de sus figuras señeras, como el expresidente Felipe González, les insta a facilitar un Gobierno del PP.

González considera, como ya apuntara en la anterior legislatura, que ningún grupo debe obstaculizar a quien esté en condiciones de gobernar. Eso sería factible en el caso de que el PP consiguiera el apoyo de Ciudadanos, momento, a su juicio en que el PSOE debería allanar el camino a los populares. Pero, apunta en un artículo, "es el PP el que tiene que moverse sin pretender contratos de adhesión". Sus compañeros de partido mantienen su negativa a que Rajoy sea investido presidente, postura que se convertirá en una directriz del partido si se aprueba mañana sábado en el comité federal.

Urgencia

Felipe González coincide con Mariano Rajoy en la urgencia de un nuevo Gobierno. El aspirante del PP reiteró ayer, cuando acudió al Congreso a entregar su credencial como diputado de XII legislatura, su deseo de que haya un Ejecutivo antes de agosto. Esa premura es su principal argumento ante el resto de los partidos, sin que hasta ahora haya concretado oferta alguna para recabar apoyos. El martes se reunirá por la mañana con el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y por la tarde con el de Podemos, Pablo Iglesias. El encuentro con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, está todavía por concretar.

"No se qué vamos a arreglar en agosto que no podamos arreglar en julio", afirma Rajoy para justificar la urgencia de tomar ciertas decisiones importantes, como la aprobación del techo de gasto y la elaboración de los presupuestos, que el nuevo Gobierno tendría que aprobar en el Consejo de Ministros del 23 de septiembre, a más tardar.

Las cuentas, según el calendario que ayer expuso Rajoy, han de llegar al Congreso antes del 30 del mismo mes para que las Cortes las aprueben antes de final de año. Para cumplir con ese calendario el aspirante del PP considera que el nuevo Gobierno debe formarse poco después de la constitución de las Cortes, el próximo 19 de julio.

Antes de que se constituyan las Cortes, los grupos han de resolver la composición de sus mesas, proceso que dará pie a los primeros alineamientos de los partidos.

El PP quiere para sí la presidencia del Congreso mientras que en el resto hay coincidencia en que ese puesto, en una legislatura con especial peso del parlamento, debe ocuparlo alguien que no pertenezca al previsible partido de Gobierno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine