Puigdemont: "La cloaca del Estado no tiene, tristemente, quién la depure"

17.07.2016 | 01:32

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, afirmó ayer, al inaugurar la depuradora número 500 del Plan de Saneamiento de Cataluña, que "a cada cloaca le corresponde una depuradora, pero la cloaca del Estado, tristemente, no tiene quién la depure".

En el acto, el presidente catalán trasladó a la política el concepto de limpieza y depuración de aguas residuales en una clara alusión a la presunta "guerra sucia" del Estado y a la conspiración contra los partidos independentistas que se desprende de las conversaciones entre el ministro del Interior y el exdirector de la Oficina Antifraude que fueron filtradas a finales de junio.

La prioridad del Govern, quiso dejar claro Puigdemont, es hacer "un país donde haya aguas limpias, que deje de ser una cloaca al aire libre" como "ha sido durante demasiadas décadas por la gestión del Gobierno español", y conseguir que llegue a ser "un país normal".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine