Ciudadanos amenaza con votar en contra de Rajoy si pacta con los independentistas

Maroto achaca a la negativa de Rivera a dar el "sí" que se "abra la veda" contra la relación del PP con otras fuerzas

21.07.2016 | 00:55
Felipe VI y Ana Pastor, ayer en la Zarzuela.

Ciudadanos (C's) amenazó ayer con votar en contra de la investidura de Mariano Rajoy en la segunda ronda, en vez de abstenerse, tal como decidió la semana pasada hacer, si tiene la más mínima sospecha de que el PP ha llegado a algún tipo de pacto con partidos nacionalistas e independentistas.

La amenaza de Ciudadanos llega un día después de que los aspirantes a las vicepresidencias primera y tercera del Congreso, Ignacio Prendes (C's) y Rosa Romero (PP), recibieran diez votos más de los previstos y que se especula que salieron de las bancadas de CDC y el PNV, aunque ambos partidos lo niegan.

El hecho de que CDC (ahora Partit Demòcrata Català) necesite del apoyo de PP y C's, que dominan por 5 a 4 la Mesa del Congreso, para poder formar grupo propio, y de que los populares cedieran un puesto al PNV en la Mesa del Senado, ha disparado las acusaciones de pactar con "el enemigo" tanto contra C's como contra el PP.

Para quitárselas de encima, el partido de Albert Rivera advirtió al PP -con el que pactó el diseño de la Mesa de la Cámara baja- que trocará en "noes" sus anunciadas 32 abstenciones si llega el convencimiento de que los de Rajoy están negociando con quienes "quieren romper España". Y ya de paso anunció que se opondrá a que "se retuerza" el Reglamento del Congreso para que CDC tenga grupo parlamentario, cuando las urnas del 26-J no se lo dieron, ya que, pese a obtener 8 diputados, tres más de los requeridos, no cosechó más del 15% de los votos ni en el conjunto de Cataluña ni en las provincias de Barcelona y Tarragona.

De la misma opinión fue su jefe, Albert Rivera: "Convergència se quedó sin grupo parlamentario en las urnas, nos opondremos en la Mesa si el PP quiere crear un grupo separatista y darles 3 millones de euros". Pero el líder de Ciudadanos fue más allá y juzgó "irresponsable" que el PP -y el PSOE, advirtió- prefieran pactar el nuevo Gobierno con partidos separatistas, en lugar de llegar a acuerdos entre formaciones constitucionalistas.

Por toda respuesta, el vicesecretario de Política Sectorial del PP, Javier Maroto, sugirió a Rivera que el "sí" de su partido a Rajoy acabaría con todas las "cábalas" que se están haciendo desde el martes sobre unas supuestas conversaciones entre los populares, el PNV y CDC.

Maroto afirmó que el voto a favor de C's arrastraría al PSOE a la abstención, y añadió que es "la falta de implicación de Ciudadanos" la que "abre la veda" a la "relación" del PP con otras fuerzas políticas, en vez de "aparcarla" y "acabar" con su "papel".

"Cortesía parlamentaria"

La secretaria de Estudios y Programas del PP, Andrea Levy, cree posible que se aplique la "cortesía parlamentaria" para permitir que CDC tenga grupo propio en el Congreso, pero subrayó que el PP nunca hará "ninguna cesión en nada que tenga que ver con el debate territorial", el respeto a la Constitución o la soberanía nacional.

No lo ve así el PSOE, sobre todo por los diez votos extra que cosecharon Prendes y Romero. La secretaria socialista de Estudios y Programas, Meritxell Batet, cree que el jefe del Ejecutivo en funciones tiene "muchas posibilidades" de revalidar el cargo. Circunstancia ante la cual no ve mimbres para que el líder socialista, Pedro Sánchez, intente conformar una mayoría alternativa: "Cualquier otro escenario, en estos momentos, es más que improbable".

Por alusiones, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, volvió a negar que su Grupo votara a favor de la mesa de C's y el PP y adelantó que en una sesión de investidura, el voto de los peneuvistas será "no" en la primera y en la segunda vuelta.El portavoz de CDC, Francesc Homs, se limitó a recordar que "el voto es secreto" y que no tiene "ningún acuerdo con PP ni con C's".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine