Puigdemont adelanta que los catalanes decidirán pronto si deben ser independientes

La ANC insta a la CUP a permitir que se vinculen la confianza y los presupuestos

08.08.2016 | 00:39
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, anunció ayer que los catalanes decidirán dentro de "poco tiempo" en las urnas si Cataluña debe ser un "país libre". Puigdemont, en una jornada de visitas protocolarias e inauguraciones, resaltó que "los protagonistas de la historia son los ciudadanos" y que serán ellos, "cuando los llamemos a las urnas a validar el proceso que está haciendo el país" , quienes decidirán si Cataluña debe convertirse en un Estado independiente.

Hasta entonces, sin embargo, dos son los asuntos que penden con peso de plomo sobre Puigdemont: la moción de confianza a la que se someterá el próximo 28 de septiembre y la aprobación de los Presupuestos. Puigdemont, que está gobernando con cuentas prorrogadas, necesita el apoyo de su grupo (Junts pel Sí) y de la CUP para salir adelante, pero, además, pretende que el otorgamiento de la confianza vaya vinculado a la aprobación de las nuevas cuentas catalanas. Y aquí es donde choca con la CUP.

Los anticapitalistas ya le han advertido estos días de que si pretende matar dos pájaros de un tiro se quedará sin ninguno. La CUP, consciente de que una caída de Puigdemont paralizará el proceso independentista, quiere darle la confianza, y para ello está dispuesta a no correr riesgos y a hurtar el asunto al debate de sus bases. Una anomalía que carece de precedentes en la formación asamblearia. Pero si el president se empeña en vincular confianza y cuentas, entonces los cuperos amenazan con llevar el paquete a unas bases muy críticas. Lo explicó la semana pasada la diputada Anna Gabriel y lo volvió a hacer ayer su colega Eulália Reguant, al día siguiente de que el sábado fuera elegida la nueva Ejecutiva de la CUP. Reguant anunció que el nuevo secretariado "continuará un trabajo que ya existe" y pidió a Puigdemont que aísle las cuentas de la negociación de la confianza. "Una cosa es la cuestión de confianza, que tiene que ver con la hoja de ruta (hacia la independencia) y con si agotamos la legislatura. Los presupuestos son otra cosa, de la cual estamos dispuestos a hablar. Pero vincularlo, ahora mismo, no es lo mejor", explicó Reguant. En mitad de este tira y afloja, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) tomó ayer partido por Puigdemont, al considerar su presidente, Jordi Sánchez que "sin presupuestos no hay estabilidad y sin estabilidad es muy difícil hacer todo el trabajo que hay que hacer" para desplegar la hoja de ruta independentista. Sánchez llamó a la CUP a tener en cuenta que el compromiso de aprobar las cuentas que tendría que adquirir la formación sería limitado, pues se prevé que la legislatura acabe en un año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine