La Audiencia concede la nacionalidad al marroquí que no conocía un refrán

13.08.2016 | 00:57

La Audiencia Nacional ha concedido la nacionalidad española a un marroquí residente en España desde hace 16 años al que el juez del Registro Civil de Cornellá de Llobregat (Barcelona) se la negó, dado que, entre otras cuestiones, desconocía el significado del refrán "en casa de herrero cuchillo de palo".

La Audiencia sostiene que el solicitante ha acreditado el suficiente grado de integración en la sociedad que exige la ley como requisito para la obtención de la nacionalidad española. Afirma que su nivel de español le permite "relacionarse socialmente con normalidad, aun cuando no sepa escribirlo". Estima así su recurso contra la decisión del juez que determinó que no tenía suficiente grado de integración por su deficiente uso del castellano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine