Tormenta política por la designación del exministro Soria para el Banco Mundial

El extitular de Industria, que dimitió por los papeles de Panamá, fue elegido por su currículum, según el Gobierno - "El PP tendrá que explicar lo inexplicable", avisa Rivera

04.09.2016 | 02:44
El exministro José Manuel Soria, tras su dimisión, el pasado mes de abril.

La designación del exministro de Industria José Manuel Soria para el Banco Mundial (BM) desató el viernes por la noche una tormenta política que ayer continuaba plenamente activa y amenazaba con abrir alguna que otra grieta en la cohesión con que el PP cerró filas en torno a su líder y candidato, Mariano Rajoy. La secretaria general del PP, Dolores de Cospedal, defendió la propuesta hecha por el Ministerio de Economía alegando que el exministro, que dimitió el pasado mes de abril al verse salpicado por el escándalo de los papeles de Panamá, tiene "la carrera y vuelve para seguir con su carrera, y no dejarle que trabaje en un puesto relacionado con su carrera profesional no lo entiendo demasiado". Cospedal, además, desvinculó a Soria de los papeles de Panamá y de la corrupción, descartando que el nombramiento pueda afectar a la imagen del PP y al pacto por la regeneración firmado con Ciudadanos: "No tiene nada que ver", sentenció.

Sin embargo, el líder de este partido, Albert Rivera, afirmó ayer que el PP va a tener que dar "explicaciones" en el Congreso de lo "inexplicable" que es que se proponga al exministro José Manuel Soria como director ejecutivo del Banco Mundial cuando ha dimitido "por tener dinero en paraísos fiscales". "¿De verdad no hay ningún español que pague sus impuestos para ponerle en el Banco Mundial?", se preguntó Rivera en un acto en Vitoria donde estuvo para arropar al candidato de su formación Nicolás de Miguel a lehendakari en las elecciones vascas del 25 de septiembre.

Rivera censuró la falta de "pudor" de un ejecutivo en funciones "que no da explicaciones", pero sí "coloca a gente" y "propone" a un ministro "dimitido" tras aparecer en los denominados "papeles de Panamá". Recordó que el ministro de Hacienda en funciones, Cristóbal Montoro, afirmó que nadie puede estar en el Gobierno si ha operado desde paraísos fiscales y ha criticado que sin embargo ese mismo ejecutivo le pueda proponer ahora para ir al Banco Mundial en nombre de España. "El PP tendrá que dar explicaciones de lo inexplicable en el Congreso porque, como no tiene mayoría, le obligaremos a venir, a dar la cara, y a decirnos por qué no hay ningún otro español mejor que Soria para representarnos en el Banco Mundial", concluyó.

De su lado, los grupos de Unidos Podemos y del PSOE anunciaron ayer que ya han registrado una petición de comparecencia urgente del ministro de Economía, Luis de Guindos, en el Congreso por este asunto.

La decisión de Economía de proponer a Soria también generó críticas en el propio PP, aunque ninguna demasiado virulenta. La vicepresidenta de la Junta de Castilla y León, Rosa Valdeón, dijo que siente "vergüenza ajena", en tanto que el presidente de esta comunidad, Juan Vicente Herrera, reconoció que su opinión "política" sobre Soria es "manifiestamente mejorable". "No me aprieten demasiado", pidió a los periodistas a su llegada a la sede madrileña del PP, donde ayer se reunía el comité ejecutivo nacional. El dirigente vasco Borja Sémper dijo que no deseaba "pronunciarse sin conocimiento de causa", pero reconoció que "hay cosas" que se "pueden hacer mejor o de otra manera".

Soria considera que resulta más justificable continuar su carrera profesional en el sector público que en una empresa privada. Tras su dimisión, el exministro se fue de España y se matriculó en un máster de Economía Internacional en la Universidad de Harvard. Una vez concluido estos estudios, solicitó su reingreso en la Administración como técnico comercial del Estado y, por lo tanto, entiende que tiene derecho a concurrir a la convocatoria pública que abrió el Gobierno para optar a una plaza en el BM.

El exministro sostiene que como no está ni inhabilitado, ni denunciado, ni condenado ni imputado puede optar a la plaza, un cargo destinado tradicionalmente para técnicos de comercio del Estado. Una comisión técnica de evaluación del Gobierno es la que tiene que calificar las candidaturas presentadas y elegir a los representantes tanto en el FMI como en el BM en función de sus méritos, capacidad y cualificación. Soria defiende su elección tanto por antigüedad -es técnico comercial y economista del Estado desde 1984, oposiciones a las que concurrió y ganó junto a su amigo y compañero en el Gobierno, el ministro de Economía, Luis de Guindos- como por su experiencia y méritos en los distintos cargos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine