Sánchez llama de nuevo al diálogo a C's y a Podemos sin proponerse como alternativa

El PSC plantea un pacto de Estado entre varios partidos que permita gobernar al Partido Popular con la condición de apartar a Rajoy y derogar varias leyes

19.09.2016 | 00:20
Pedro Sánchez, ayer, en un mitin en Vilagarcía.
Pedro Sánchez, ayer, en un mitin en Vilagarcía.

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, estableció ayer los objetivos que debería asumir como prioridades un gobierno alternativo al de Mariano Rajoy, en el que invitó a participar a Ciudadanos (C's) y a Podemos, en lo que fue su segunda proposición en firme y consecutiva a las dos formaciones emergentes para entenderse con el PSOE. Esas tres prioridades son, para el secretario general socialista, la lucha contra la desigualdad, la creación de empleo digno y el combate contra la corrupción. "Tres partidos y la posibilidad de hacer un gobierno con tres causas", concretó Sánchez en un mitin en Villagarcía de Arosa (Pontevedra) en el que pidió tanto a Pablo Iglesias como a Albert Rivera "que lo piensen bien" y tomen la decisión correcta.

Y para que nadie piense que especula, recordó que estas tres fuerzas "suman" y tienen ante sí la ocasión de "desterrar" al PP y enviarlo a la oposición, así que es "importante que asuman sus responsabilidades" y olviden los "vetos cruzados" con los que bloquean "el cambio político en este país", un mensaje que ya dirigió el sábado a Rivera y a Iglesias en un mitin en San Sebastián.

Con todo, Sánchez se cuidó muy mucho de proponerse para presidir ese gobierno alternativo y siguió fiel a su consigna de "dialogar", no "negociar", la que fijó después del fallido pleno de investidura de Rajoy y que ha puesto a gran parte de los barones socialistas en su contra.

Mantuvo, pues, su "no" a Rajoy, pues ve al líder del PP incapaz de encabezar el "gobierno limpio, social, dialogante y creíble" que él quiere para España. E igual que el sábado en San Sebastián, afirmó que el PSOE ejerció su responsabilidad al "reconocer que el PP había ganado las elecciones" y no interferir en sus negociaciones, con posterioridad fallidas, para formar gobierno; pero afirmó que "la responsabilidad del Partido Socialista está con sus votantes" y que jamás apoyarán aquello que quieren cambiar.

"En democracia, lo habitual es no haber otorgado la mayoría absoluta a un gobierno", remarcó, y puso como ejemplo los mandatos de José María Aznar (PP) o del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Entre tanto, la número dos del PSC, Núria Parlon, propuso que en última instancia, para evitar elecciones, se plantee un pacto de Estado entre varios partidos que permita gobernar al PP, aunque con condiciones como prescindir de Mariano Rajoy, que se deroguen diversas leyes e impulsar la reforma federal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine