La postura de Pablo Iglesias frente a Errejón: atemorizar o seducir a sus votantes

La intervención del líder de Podemos en la campaña gallega hace aflorar con crudeza el enfrentamiento interno de la formación morada

21.09.2016 | 01:24
Pablo Iglesias, durante su intervención en A Coruña.
Pablo Iglesias, durante su intervención en A Coruña.

Miedo frente a seducción. Ese es el dilema interno de Podemos o al menos en tales términos lo plantearon ayer su secretario general, Pablo Iglesias, y el número dos, Íñigo Errejón. Iglesias defiende como estrategia una vuelta radical a la esencias, al "lenguaje claro" y la "politización del dolor". Para Errejón, el objetivo es generar confianza en quienes ven con simpatía Podemos pero no se atreven todavía a darle el voto.

En un preludio de la confrontación por el control del partido, que en los próximos meses se desarrollará en distintos territorios, con el foco centrado en Madrid, Iglesias apostó ayer por lo que considera la esencia de la organización.

El tono del líder de la formación morada mereció, sin citarlo, un reproche en las redes sociales de su número dos. Errejón escribió en Twitter: "A los poderosos ya les damos miedo, ese no es el reto. Lo es seducir a la parte de nuestro pueblo que sufre, pero aún no confía en nosotros". Y se reabrió la brecha provocada por la pérdida de un millón de votos en las elecciones de junio.

Para Iglesias, suavizar el tono de Podemos propició la fuga de votantes. "Sí compañero @ierrejon, pero en junio dejamos de seducir a un millón de personas. Hablando claro y siendo diferentes seducimos más", replicó a su número dos. Fue una vuelta a un debate que meses atrás se cerró en falso y entre llamamientos al orden del secretario de Organización, Pablo Echenique.

El contexto ahora es otro, una vez que el partido ha abierto procesos de debate interno en varias comunidades. En Madrid es donde con mayor claridad "pablistas" y "errejonistas" han tomado ya posiciones y confrontarán en dos candidaturas.

"Mientras otros se mandan recados subliminales, en Podemos estamos orgullosos de debatir con las puertas abiertas. Ser diferentes es eso", manifestó Iglesias en la red por la tarde. Errejón se mostró dispuesto a templar la polémica y contestó: "Sin duda. Llegamos lejos pensando con categorías propias. Debemos seguir haciéndolo para recuperar nuestro país. Seguimos".

Sin embargo, Iglesias, en un acto electoral en Vigo ante dos mil personas endureció todavía más el tono, y mostró su añoranza por los orígenes, cuando "sonábamos distinto, el lenguaje era distinto, la gente notaba la diferencia".

En la disyuntiva entre el activismo y la acción institucional, uno de los ejes de la divergencia interna, el líder de Podemos mira al pasado. "No os olvidéis de lo que significó el 15M", después de haber comprobado que a veces las "instituciones son peligrosas", y en ese sentido ha pedido a la ciudadanía que los tenga "bien agarrados" para evitar que se parezcan a los que intentan "cambiar".

"El día que nos parezcamos a los que estamos tratando de cambiar", el partido "no tendrá ningún sentido", apuntó.

"El adversario quiere que seamos políticamente correctos", a lo que Iglesias dice "no". "Eso es lo que nos diferencia de los demás". Y para reforzar lo distinto sostuvo que "no hay nada más ideológico que politizar el dolor", afirmación que reconoció como "dura y fuerte". "Politizar el dolor es hablar de desahucios, de camas que faltan en hospitales, de niños que estudian en barracones, eso es hablar de política, hablar del dolor", afirmó.

La posición de Iglesias recibió el respaldo de sus afines, como el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafa Mayoral, la portavoz adjunta del Congreso, Irene Montero, el portavoz del Senado, Ramón Espinar, señalando que "a los poderosos "no les da miedo un partido, les da miedo la gente". El propio Pablo Echenique, manifestó que "más allá de debates teóricos y estratégicos, a mí los discursos de Pablo Iglesias me emocionan como el primer día".

Juan Carlos Monedero, fundador del partido y crítico con Errejón, también respaldó a Iglesias, recordando que Podemos "no se hizo un hueco riéndole las gracias al 1%". "Siendo plata en desigualdad por culpa del PP y el PSOE, seguimos sonriendo", añadió.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine