Ministerio del Interior

El Congreso aprueba una comisión de investigación sobre Fernández Díaz

Se investigará el supuesto uso "partidista" de los medios del Ministerio del Interior a través de una "policía política"

27.09.2016 | 22:05
El Congreso aprueba una comisión de investigación sobre Fernández Díaz

El Congreso ha aprobado este martes la creación de una comisión para investigar el supuesto uso "partidista" de los medios del Ministerio del Interior por parte de su titular, Jorge Fernández Díaz, con el objetivo de actuar judicialmente contra determinados partidos a través de una "policía política".

La iniciativa ha sido respaldada con 206 votos de los grupos solicitantes -PSOE y los nacionalistas vascos y catalanes-, Ciudadanos y Unidos Podemos, el rechazo de 136 diputados y la abstención de Coalición Canaria.

Una comisión que tiene como germen las conversaciones entre el exjefe de la Agencia Antifraude catalana Daniel de Alfonso y el ministro del Interior quien, ausente en el debate, finalmente sí acudió a la votación aplaudido por la bancada socialista.

Además de las conversaciones, la comisión propuesta pretende investigar la utilización de los efectivos, medios y recursos de las fuerzas de seguridad "con fines políticos" para obstaculizar "los escándalos de corrupción del PP" y demostrar si desde Interior se han filtrado a los medios de comunicación informes falsos para actuar judicialmente contra determinados partidos.

Durante al menos tres meses, los socialistas también quieren que la comisión investigue a algunos mandos de la cúpula de la Policía por integrar "una verdadera policía política".

Su puesta en marcha queda a expensas de que la legislatura eche a andar y no haya que disolver de nuevo las Cortes y convocar terceras elecciones generales a finales de octubre. De ponerse fin a la legislatura, los trabajos de la comisión que hayan comenzado caerán en saco roto y la propia comisión quedará disuelta.

Por contra, y en el caso de que la legislatura avance y se forme un nuevo Gobierno, Jorge Fernández Díaz, o cualquier otro compareciente estará obligado a acudir al Congreso, tal y como establece el artículo 1 de la Ley Orgánica de Comparecencia ante las Comisiones de Investigación del Congreso o el Senado.

Así, el titular de Interior no podrá apelar a que como ministro se encuentra en funciones y que no puede someterse al control parlamentario. De no acudir, incurriría en un delito de desobediencia grave.

No es su intención porque comparecerá "con mucho gusto" si es llamado, ha dicho al término del pleno, aunque ha querido dejar claro que la propuesta representa una "ofensa" a las fuerzas de seguridad y supone una "irresponsabilidad" por parte del PSOE "haciendo el trabajo sucio a los independentistas.


Desde la zona de Gobierno del Congreso y no desde su escaño, Fernández Díaz ha oído los fuertes reproches de la oposición, sobre todo los lanzados por el PSOE, cuyo portavoz de Interior, Antonio Trevín, ha dejado claro que el Gobierno "debe rendir cuentas" por manchar "el buen nombre de la Policía".

"Queremos aclarar si el ministro del Interior ha creado una policía política y si lo sabe el presidente como aseguró el propio Fernández Díaz", ha reclamado antes de calificar las grabaciones de "episodio vergonzoso".

A este capítulo, el diputado socialista ha sumado los innumerables casos protagonizados por una "camarilla policial reducida" pero al servicio de Fernández Díaz para perseguir a los adversarios políticos. "Rajoy puso en manos de Fernández Díaz un arsenal para fortificar sus posiciones políticas", ha zanjado.

Duras palabras desde las filas de ERC y Convergencia. Tanto el diputado Gabriel Rufián Romero, que ha exhibido una tableta en la que se ha podido oír parte de estas conversaciones, como Francesc Homs, que ha leído parte del contenido de las mismas, han subrayado la gravedad de estos hechos.

Un guión de "Mortadelo y Filemón", en palabras de Homs que demuestra que "no son dignos de ser representantes de nadie", porque "cuando se está dispuesto a traspasar todas las líneas, a crear una policía política y a manipular a la Fiscalía, no se está en un Estado de Derecho ni en una democracia".

Para el PNV, la comisión no tiene "vuelta de hoja", toda vez que el ministro no decidió presentar su dimisión nada más filtrarse estos audios, una "prueba de cargo", ha dicho el diputado vasco Mikel Legarda.

Y desde Podemos, su portavoz Íñigo Errejón, ha acusado a Fernández Díaz de representar el "más ignominioso desorden" y fabricar "un híbrido entre la Stasi y Torrente".

"Usted es el personaje más siniestro del Gobierno", le ha reprochado Errejón, que ha denunciado que dirija una "policía política" que se dedica a filtrar "informes falsos" sobre partidos opositores a los medios de comunicación.

Ha apoyado también la comisión Ciudadanos, que ha advertido de que las grabaciones no controladas de las conversaciones en el despacho del ministro pueden comprometer importantes operaciones policiales.

Frente a ellos, los argumentos del portavoz adjunto del grupo popular, Rafael Merino, que ha considerado una "irresponsabilidad" que el PSOE proponga revisar e investigar cuestiones que se remontan a legislaturas pasadas.

Merino ha aconsejado a los socialistas a que salgan a la calle y pregunten a los ciudadanos si están preocupados por este asunto y ha acusado a los grupos proponentes de atacar la profesionalidad de la Policía y la Guardia Civil.

También ha tenido palabras para Podemos, que considera no puede dar lecciones de democracia cuando apoya al régimen venezolano que encarcela a opositores y tiene los "supermercados vacíos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine