La gestora descarta de plano dar libertad de voto a los diputados

El portavoz avanza que si el comité federal se decide por la abstención, "todos la acatarán, incluido Pedro Sánchez"

06.10.2016 | 01:04

El portavoz de la gestora del PSOE, el andaluz Mario Jiménez, descartó ayer de plano que la dirección del partido vaya a conceder libertad de voto a sus diputados en el Congreso. Y avanzó que si el comité federal opta por la abstención ante Mariano Rajoy, "todos los diputados de la lo acatarán, incluido Pedro Sánchez", recalcó.

"Cada diputado viene de ser elegido en nombre y representación de una lista del PSOE y no se plantea ni se planteará que los diputados del PSOE no hagan otra cosa que apoyar la posición política que determinen los órganos del partido", sentenció.

"Es un debate que no está planteado siquiera. No es una opción bajo ningún concepto. No es cuestión de que cada uno de los 84 diputados tenga la posición que cada uno interprete. No funcionamos así", zanjó.

En este contexto, el presidente valenciano y líder del PSPV, Ximo Puig, alineado con el sector crítico con Sánchez, aseguró que él se mantiene en el "no" a Rajoy y no cree que se den las circunstancias para que el partido pueda cambiar de posición, ni siquiera pasando a la abstención.

De un tenor similar fue el aviso del líder del PSC, Miquel Iceta, que defendió hasta el final a Sánchez. Para Iceta, abstenerse y facilitar la investidura del presidente del PP supondría la "renuncia" de los socialistas a ejercer la oposición.

El alcalde de Oviedo, por su parte, estimó "muy conveniente" consultar a los militantes si el PSOE decide modificar la posición del partido con vistas a otra sesión de investidura de Rajoy.

De otra parte, el PSOE ha despedido a 24 trabajadores de su sede federal que estaban vinculados al mandato de la ejecutiva disuelta y a Sánchez, si bien el partido propuso a algunos reintegrarse en la nueva estructura, informaron a "Efe" fuentes de Ferraz.

Despidos en Ferraz

Tras la celebración del turbulento comité federal del pasado sábado, en el que la gestora tomó las riendas del partido, la gerencia del partido tramitó la extinción de los contratos del personal de confianza que estaba ligado a la ejecutiva depuesta.

Cuatro tenían contratos de alta dirección vinculados a Sánchez y a otros miembros de la anterior dirección. También se notificó el despido a veinte personas que trabajaban para secretarios de área de la ejecutiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine