Los socialistas catalanes advierten de que sus diputados mantendrán su no a Rajoy

El presidente valenciano, Ximo Puig, considera que España está "ante un gobierno en minoría del PP o elecciones y las dos son malas opciones"

10.10.2016 | 00:38
Ximo Puig, ayer en Valencia.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, asegura que sus diputados votarán en contra de la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno porque para el socialismo catalán "ser consecuente y ser coherente tiene mucha importancia". En plena campaña para las elecciones primarias que el PSC celebrará el sábado próximo, Iceta anticipa que "los diputados del PSC harán lo que diga el PSC", que mantiene su oposición a investir a Rajoy, "la misma que al menos hasta ahora había decidido el Comité Federal del PSOE".

El líder de los socialistas catalanes asegura que en ningún caso quiere "romper" con el PSOE, algo que "haría muy difícil defender el federalismo en Cataluña". Hemos de trabajar y seguir juntos reconociendo las discrepancias", señaló.

Sobre las informaciones que apuntan que el PSC está llamando a sus militantes a concentrarse ante la sede del partido en Ferraz cuando se reúna el Comité Federal del PSOE, Iceta señaló: "No estoy preparando el Comité Federal, que por otro lado no sé ni qué día se celebrará".

Otro de los hasta ahora valedores del "no" a Rajoy, el presidente de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, se mostraba ayer a favor de "un debate racional y tranquilo" sobre la posición de los socialistas ante un eventual debate de investidura. Puig, uno de los dimisionarios que precipitaron la caída de Pedro Sánchez, asegura: "Yo estoy en el debate, en estos momentos mi posición es que no me gusta para nada el gobierno de Rajoy", pero entiende que "hay dos opciones: o el gobierno en minoría del PP o elecciones". "Las dos son malas soluciones, ninguna me gusta, pero hay que analizarlo tranquilamente y ver cuál es el camino mejor para los ciudadanos", indicó.

Momentos antes del inicio de la Procesión Cívica del 9 d'Octubre, fiesta de la comunidad, el presidente valenciano apuntaba a que "este debate no ha acabado, empieza ahora, y hay que hacer un debate racional, tranquilo, pensando en el interés general". "Eso tenemos que saber conducirlo en este momento".

Algunas encuestas difundidas ayer complican todavía más la disyuntiva que tienen en el horizonte los socialistas. El PP mejoraría en intención de voto (34,1%) y Podemos se convertiría en la segunda fuerza política (21,8%) desplazando al PSOE (20%) a la tercera posición, según los datos del barómetro de laSexta difundidos ayer.

Respecto a lo que deben hacer ahora los socialistas, existe una ligera ventaja en el número de españoles (48,6%) que cree que el PSOE debe abstenerse y dejar gobernar a Mariano Rajoy frente a los que opinan que debe seguir votando en contra de su investidura (43%). En cambio, una mayoría de los votantes socialistas (70,9%) prefiere el rechazo a Rajoy aunque provoque unas terceras elecciones. El 23,9% es partidario de que su partido se abstenga y facilite el gobierno del PP.

Una encuesta del diario La Razón cifra en un 47,8% el porcentaje de votantes socialistas que preferiría que su partido se abstuviera ante Rajoy.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine