Granados, al salir de la cárcel: "Jamás metí la mano en la caja"

El exconsejero anuncia, tras 31 meses en prisión, que pedirá responsabilidades a la UCO y el fiscal por los informes sobre él

15.06.2017 | 01:13
Granados sale de la cárcel, en cuya puerta lo esperaban sus dos hijas.

El exconsejero de la Presidencia de la comunidad de Madrid Francisco Granados (PP) salió ayer de la prisión de Estremera, en esa provincia, tras 31 meses encarcelado por el caso Púnica, al que ha dado nombre. Granados, que salió tras abonar, con las propiedades presentadas como aval por sus familiares, la fianza de 400.000 euros que le impuso el juez Eloy Velasco, se reafirmó en su inocencia y aseguró que "jamás, jamás, jamás" ha metido la mano "en la caja".

El popular, que está acusado de los delitos de blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, tráfico de influencias, cohecho, malversación, prevaricación y fraude, fue recibido a las puertas de la prisión por sus dos hijas, con las que se fundió en un abrazo.

En sus primeras declaraciones, que duraron trece minutos a pleno sol, el antiguo número dos de Esperanza Aguirre (PP) anunció que pedirá "responsabilidades" a la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil y a la Fiscalía por los informes contra él y añadió que los irá "desmontando uno por uno". El exconsejero incluso ha dudado de que la trama Púnica exista: "Después de leer muchas partes del sumario, las que no están todavía en secreto, después ver todo eso, yo no sé si existe. Creo que no, pero desde luego si existe ni formo parte de esta trama ni desde luego soy ni mucho menos el cabecilla". Durante sus declaraciones, Granados atribuyó varias veces los hechos que se le imputan a una actuación del "aparato del Estado".

"Hay determinados informes -afirmó- que destruyen vidas, que ponen en bretes a gobiernos, que ponen en la cuerda floja a presidentas de comunidades autónomas y que luego se dice que son inconsistentes y no pasa nada". En su caso, dijo, se han filtrado "de manera sistemática, planificada y con un interés bien concreto secretos del sumario obtenidos por el aparato del Estado y filtrados, sin ninguna duda, por el aparato del Estado, porque solo los puede filtrar o la Guardia civil o la Fiscalía, o el juez"."Yo tengo acreditado mi amor y mi respeto por la Guardia Civil desde hace muchísimos años, pero eso es una cosa y otra cosa son personas concretas con nombres y apellidos que, como digo, han elaborado informes".

Admitió el popular que en la investigación de "25 años" de su vida se han podido localizar "fallos", pero entre ellos no está, sostuvo, haberse llevado "ni un solo euro jamás de dinero público". El exconsejero tuvo palabras para Aguirre, cuyo abandono de la política ha sido, a su juicio, "uno de los episodios más injustos" que recuerda "de la historia política española". No obstante, precisó no tener "nada que agradecerle en cuanto a sus actuaciones y declaraciones en los últimos tiempos".

Granados puso en duda que en España rija un Estado de derecho, ya que "desde luego", enfatizó, con él "no ha funcionado", porque no se respetado su presunción de inocencia, su derecho a la intimidad y a la igualdad ante la ley. "Todos los días se ven conversaciones privadas que nada tienen que ver con el caso".

El sumario está plagado de evidencias que señalan su participación en una "organización criminal" que se encargaba de captar fondos públicos en instituciones amigas a cambio de pagar mordidas a funcionarios y cargos públicos. En la operación que arrancó en octubre de 2014 se detuvo a medio centenar de personas, entre ellos directivos de una empresa dedicada al ahorro energético llamada Cofely.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine