El cónclave socialista El discurso del nuevo secretario general

Sánchez llama a Podemos y C's a levantarse los vetos y acabar con la "etapa negra del PP"

Margarita Robles, gran favorita para desempeñar la portavocía en el Congreso, cuyo grupo sería dirigido por Ábalos y por la catalana Batet - El líder socialista logra un apoyo del 70,5% a su ejecutiva monocolor

19.06.2017 | 01:51

El líder socialista, Pedro Sánchez, remató ayer el 39º congreso del PSOE, en el que se ha hecho con unos amplios poderes, con un llamamiento a Podemos y Ciudadanos para que se levante el veto mutuo que se tienen puesto y conformen junto a su partido "una mayoría parlamentaria alternativa que acabe con esta etapa negra de gobierno del PP".

Con los 48 miembros de la nueva ejecutiva a su espalda, Sánchez dejó claro que una moción de censura contra Mariano Rajoy depende de que Podemos y Ciudadanos dejen de vetarse.

"El cambio depende de tres fuerzas políticas; si continúan los vetos, el PSOE hablará claro y dirá a los votantes progresistas que en las próximas elecciones apoyen mayoritariamente al único partido que lo puede garantizar, que es el PSOE", recalcó.

Tras comprometerse a "trabajar sin descanso" para conseguir esa mayoría transversal que él siempre ha defendido, Sánchez se mostró "dispuesto a "hablar" con Podemos y Ciudadanos "respetando la autonomía de cada partido" y anunció que va a impulsar un "espacio de coordinación" parlamentaria con ellos dirigido a desmantelar las leyes del PP.

Sánchez pronunció estas palabras antes las casi 8.000 personas que se habían reunido en el recinto ferial IFEMA de Madrid para escucharle. El renacido líder socialista llegó a su cita con las masas tras haber conseguido que el 70,5% de los delegados al congreso refrendase una ejecutiva monocolor en la que las únicas concesiones a la integración las representan Patxi López y el extremeño Guillermo Fernández Vara. Ese 70,5% representa 20 puntos más que el 50,2% con el que Sánchez ganó las elecciones primarias del 21 de mayo, pero también es el respaldo más bajo a una dirección desde la que conformó Joaquín Almunia en 1997, que recabó unos apoyos muy similares.

En total fueron 674 votos los que respaldaron a la ejecutiva sanchista, por 274 en blanco y 8 nulos.

El comité federal recibió un apoyo muy similar, del 70%, al obtener 674 votos favorables, 271 en blanco y 11 nulos, mientras que la Comisión de Ética y Garantías, con 702 votos a favor, 241 en blanco y 5 nulos, fue respaldado por el 73,4%. Si el carácter absolutamente monocolor de la ejecutiva, en la que no hay barones territoriales, se daba por descontado desde la pasada semana, la extensión de la fórmula al comité federal -el parlamento socialista- levantó ampollas en varios dirigentes territoriales, que no dudaron en hablar de "sectarismo".

El nuevo comité federal está marcado por la caída de relevantes personalidades del PSOE, como Eduardo Madina, Elena Valenciano, Antonio Hernando -el portavoz parlamentario de Sánchez que siguió siéndolo con la gestora-, José Blanco o José María Barreda. Las críticas más importantes salieron de la boca del líder valenciano, Ximo Puig, que se preguntó por qué se quiere debilitar su liderazgo al frente de un partido fuerte, como el de los socialistas valencianos, y advirtió de que esta situación podría afectar a la presidencia de la Generalitat valenciana.

El líder aragonés, Javier Lambán, optó por no lanzarse a la crítica abierta, al igual que la presidenta andaluza, Susana Díaz, la gran derrotada de las primarias de mayo, quien optó por el perfil bajo al admitir que Sánchez tenía "libertad absoluta" para formar el equipo de gobierno.

Despejadas las incógnitas del Congreso, quedan pendientes de conocerse los nombres de los responsables del grupo parlamentario, que con toda probabilidad se desvelarán hoy. Quien más suena para portavoz es la independiente Margarita Robles, muy próxima a Sánchez. La presidencia del grupo podría recaer en el secretario de Organización, José Luis Ábalos, y la secretaría general en la catalana Meritxell Batet.

Con esas huestes, Sánchez, que tiene el handicap de no estar presente en el hemiciclo, deberá intentar convertir en hechos las proclamas de su discurso de ayer, en el que acusó a Rajoy de "vulnerar la Constitución" y al PP de "corromperla", además de prometer una reforma federal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

España

El PP no apoya la propuesta de ley LGTBI de Podemos

Los grupos del Congreso, a excepción de los populares y UPN, se han mostrado a favor

El voto en contra de PSOE impide que el Congreso apoye al Gobierno en el 1-O

El voto en contra de PSOE impide que el Congreso apoye al Gobierno en el 1-O

La Cámara rechaza la proposición de Ciudadanos que buscaba cerrar filas en torno al Ejecutivo

Desalojo en una empresa vinculada al 1-O

Desalojo en una empresa vinculada al 1-O

Un juez ordena requisar y abrir sobres de Unipost en Terrassa en busca de tarjetas censales

El Congreso aumenta su presupuesto un 1,71%

El Congreso aumenta su presupuesto un 1,71%

La cantidad asciende hasta los 87 millones de euros y los salarios de los funcionarios subirán un...

El PSOE rebaja su rechazo al artículo 155

El PSOE rebaja su rechazo al artículo 155

El portavoz de la Ejecutiva habla ahora de esta posibilidad, rechazada en julio, como una...

Cuelgan carteles falsos de C´s, PSC y PP por el ´no´

Cuelgan carteles falsos de C´s, PSC y PP por el ´no´

El PSC llevará a la Fiscalía los carteles, distribuidos anónimamente para incentivar la...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine