El Govern declara desierto el concurso de compra de urnas para la consulta

El PSC cree que es una "excusa" para no convocar el referéndum n La CUP: "Basta de pusilánimes que buscan subterfugios"

28.06.2017 | 01:25
Carles Puigdemont.

El Gobierno catalán declaró ayer desierto el concurso para comprar urnas: considera que ninguna de las dos empresas que aspiraban a ganar el contrato acreditan la "solvencia técnica y económica" requeridas. Lo que, sin embargo, no altera los planes del Govern de celebrar una consulta secesionista el 1 de octubre; el compromiso se mantiene "intacto", dijo la portavoz, Neus Munté, y las urnas se conseguirán "por otras vías", que no concretó.

El Ejecutivo de Carles Puigdemont tiene la opción de hacer el encargo a alguna empresa con la que negocie directamente. Y, para compartir las responsabilidades legales, hacerlo mediante una firma colegiada del Govern en pleno. Pero se arriesga a ser encausado en su totalidad. Lo único cierto es que la decisión de declarar desierto el concurso enfadó a la CUP, que exige pasar ya a la acción: "Que hagan el procedimiento que quieran, pero el Govern tiene que comprar las urnas y tiene que decir claro que son para el referéndum. Que vayan de cara, basta de pusilánimes que buscan subterfugios". El PSC sostuvo que el Govern está buscando una "excusa" para no convocar la consulta.

Y la defensa de la consejera de Gobernación, Meritxell Borràs, imputada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por licitar la adquisición de urnas, pidió el archivo de la causa argumentando que la declaración del concurso como desierto refuerza su tesis de que el proceso es legal. Entretanto, el líder del PSOE, Pedro Sánchez, dijo que los alcaldes del PSC que participen en la consulta "como alcaldes" serán sancionados; aunque no lo serán si lo hacen como "ciudadanos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine