Rajoy estudia convocar a sus ministros el 16 para frenar el referéndum catalán

El titular del Gobierno descarta celebrar la consulta, cuya tramitación podría iniciarse en dos semanas - Propone vetar a la UE los visados al Ejecutivo de Venezuela

03.08.2017 | 02:06

El Gobierno central reaccionará si el Parlamento catalán tramita a mediados de mes la iniciativa que activará la celebración del referéndum independentista previsto para el 1 de octubre. El presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, no solo reiteró que la consulta "no se celebrará", sino que reconoció que estudia reunir de urgencia a su equipo en un Consejo de Ministros extraordinario el día 16, nueve antes de la fecha marcada para retomar la actividad tras las vacaciones, si Cataluña da el visto bueno al plan impulsado por Junts pel Si y la CUP.

El 16 es la jornada en que el Parlamento catalán retoma el trabajo tras el parón vacacional y, por tanto, el plazo a partir del cual podría recibir luz verde la iniciativa con que dar cobertura legal en Cataluña a la consulta para desvincularse del Estado español. "En principio, yo no lo descarto", dijo Rajoy sobre la opción de reunir a su equipo para tomar medidas legales contra una votación que considera ilegal, por lo que los dirigentes que la impulsen también se encontrarán fuera de la ley, según argumentó.

"Aquí rige la ley y el Estado de derecho y no puede un gobernante jactarse de que va a incumplir la ley", advirtió sobre los anuncios de autoridades catalanas de que no asumirán el freno al proceso. De hecho, recordó a los miembros de la Mesa del Parlamento catalán que tendrán que decidir si tramitan o no la iniciativa para activar el referéndum que "si lo hacen y violan la ley, estaríamos en otro escenario". Confió en que se frene el "disparate", pero reiteró que usarán los mecanismos para impedir su celebración. "La ley y la democracia no se pueden separar", concluyó el también líder del PP.

Rajoy realizó estas declaraciones durante su tradicional paseo por el río Umia en el inicio de sus vacaciones en Ribadumia, trasladando el foco informativo estatal a la provincia de Pontevedra. Desde allí, también anunció iniciativas contra el Gobierno de Venezuela, que presidente Nicolás Maduro, después de la celebración este fin de semanas de elecciones a la Asamblea Constituyente, nuevo órgano que compite con la Asamblea Nacional, donde la oposición tiene mayoría. La jornada se saldó con varios muertos y la UE no reconoce la recién creada asamblea.

El Gobierno español propone a la Unión la "supresión de visados" para acceder a los 28 países miembros a cualquier dirigente del gobierno venezolano. "La primera propuesta de España es la supresión de autorizaciones para viajar a España y la de visado para personas ligadas al régimen venezolano", expuso Rajoy, quien justificó la atención a lo que sucede en el país por su vínculo cultura y social y por los "200.000 españoles que han vivido allí". De hecho, el año pasado el consulado de Caracas registró la baja de 12.282 ciudadanos que regresaron a España, cifra que equivale al 22% de los 56.145 retornos registrados a nivel estatal. "Seguiremos tomando medidas y quiero mandar un mensaje diciéndolo a los venezolanos que el mundo está con ellos, España, por supuesto, y que no les vamos a dejar solos de ninguna manera. El siglo XXI no está para que haya gente que vuelva a tiranías de épocas pasadas", dijo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine