La presión migratoria obliga a cerrar la frontera de Ceuta a los porteadores

Un total de 260 inmigrantes consiguieron pasar la valla en cuatro intentos masivos

10.08.2017 | 00:49
Algunos de los inmigrantes que consiguieron pasar la valla.

La Delegación del Gobierno en Ceuta, en coordinación con las autoridades marroquíes, acordó ayer cerrar durante una semana el tráfico de mercancías y de porteadores por la frontera del Tarajal, ante la presión migratoria que vive la zona. El acuerdo supone cerrar tanto el paso de porteadores del Tarajal II como el tráfico de mercancías que se realiza en vehículo por el paso fronterizo del Tarajal y que provoca retenciones y colapsos en la N-352 de la ciudad autónoma de Ceuta.

Fuentes de la Delegación del Gobierno confirmaron que esta decisión se ha adoptado después de haberse incrementado la presión migratoria en esta última semana con hasta cuatro intentos de asaltos masivos al perímetro fronterizo.

Esta situación, que generó la entrada ilegal de un total de 260 subsaharianos a territorio español este mes, deja patente la necesidad de priorizar los esfuerzos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para impedir los incesantes intentos de entrada irregular por parte de inmigrantes subsaharianos, y que se volvieron a producir durante las últimas horas de ayer.

El paso del Tarajal II, dedicado exclusivamente para el comercio atípico del porteo, abrió el pasado martes sus puertas tras permanecer cerrado desde el pasado 28 de julio debido a la celebración de las Fiestas Patronales de Ceuta y para favorecer así el tráfico fluido de los vehículos provenientes de la Operación Paso del Estrecho y que utilizan la ciudad autónoma como paso hasta Marruecos.

En la reapertura, donde una nueva empresa de seguridad, Eulen, se hacía cargo del control de las colas de personas y de las mercancías a pasar hacia territorio marroquí, un total de 1.471 porteadores utilizaron el Tarajal II, que apenas 24 horas después ha vuelto a quedar cerrado.

Este paso fue construido y habilitado para provocar el cierre del antiguo control de mercancías del Biutz y evitar así las continuas avalanchas de porteadores y lograr una mayor fluidez tanto de las personas que viven de este comercio atípico así como de las mercancías que transportan.

El PP aseguró ayer que si "se producen avalanchas reiteradas", el Estado "debe defender sus fronteras" para permitir el "normal flujo" de ciudadanos que "legalmente las atraviesan a diario". Por su parte, desde Podemos piden la dimisión del delegado del Gobierno en ceuta por mentir sobre la supuesta "actitud violenta" de algunos inmigrantes que saltaron la valla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine