Los Mossos admiten que Bélgica les pidió datos del imán pero niegan que fuese una alerta

La investigación sobre el atentado de Barcelona entra en una segunda fase y se centra ahora en las conexiones internacionales de la célula yihadista de Ripoll

25.08.2017 | 03:21
Acto interreligioso en homenaje a las víctimas | Más de 800 personas de confesiones religiosas que conviven en Barcelona rechazaron el terrorismo y pidieron paz en el acto interreligioso celebrado ayer en el Museu Marítim, cercano a La Rambla, una concentración organizada por el Ayuntamiento y la Generalitat, al cumplirse una semana de los atentados.

La alerta que las autoridades belgas habrían lanzado a las españolas a propósito del imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, siguió alimentando ayer, una semana después de los atentados de Cataluña, la polémica sobre el papel de los Mossos, Guardia Civil y Policía en la prevención de los ataques, de los que el clérigo islámico es tenido por cerebro.

Los Mossos admitieron, tras haberlo negado la víspera la consejería de Interior, que la policía belga les pidió de modo "no oficial", hace más de un año, información sobre el imán y que ellos se limitaron a contestar que no tenían datos. Precisaron que, en todo caso, no se trató de una alerta ni un aviso sobre la eventual peligrosidad del sujeto. El consejero de Interior catalán, Joaquim Form, insistió, visiblemente molesto, en que la petición fue "absolutamente informal", ya que los Mossos no pueden mantener "relación directa con policías de fuera" si no es a través del ministerio de Interior.

La explicación dada por los Mossos tercia en la controversia entre las autoridades españolas y el alcalde de la localidad belga de Vilvoorde, Hans Bonte, quien aseguró el martes, y reiteró el miércoles, que la policía de su municipio se dirigió a la de Barcelona para alertarle del comportamiento sospechoso del imán. El ministerio del Interior de España negó el miércoles haber recibido ninguna petición belga sobre el clérigo.

El correo en el que un agente de la localidad belga se dirigía a un mosso al que había conocido meses atrás en unas jornada policiales fue enviado en enero de 2016, según Efe, que ha accedido al texto. En él se solicitaban precisiones sobre Satty, quien quería trabajar de imán en esa localidad próxima a Bruselas, considerada vivero de yihadistas. Al parecer, fue un imán de Vilvoorde quien, tras detectar un comportamiento extraño en Es Satty, pidió a la policía que hiciese averiguaciones sobre él.

"Quería preguntarte si hay posibilidad de indagar sobre una persona que quiere trabajar aquí, en Vilvoorde, como imán. En el fichero adjunto encontrarás su identidad. Sé que se está planteando ir a Barcelona en febrero y que está casado allí. Cuanta más información puedas compartir sobre este individuo, ¡mejor!", indicaba el policía belga a su colega catalán. El Sindicato Unificado de Policía (SUP) criticó ayer la gestión del agente belga y recordó que las relaciones internacionales son competencia exclusiva de la Policía Nacional.

Esta polémica sobre Bélgica o la suscitada por la decisión de los Mossos de considerar "ordinaria" la explosión del chalé de Alcanar han reabierto la cuestión de la integración de la policía catalana en Europol, organización supranacional de la que permanece excluida, a diferencia de la Ertzaintza vasca. Ciudadanos y PSC defendieron el acceso de los Mossos a Europol, mientras que la Generalitat aseguró que el asunto pone de relieve la necesidad de un Estado catalán. Es precisamente al exterior hacia donde se dirigen ahora las investigaciones judiciales, que tras el desmantelamiento de la célula de Ripoll, han entrado en una segunda fase. Fuentes jurídicas informaron de que en esta fase se trata de desentrañar las conexiones en Francia, Marruecos y Bélgica de los terroristas de Ripoll. Además de las conexiones en Bélgica del imán, otra de las líneas de investigación se centra en el viaje que los terroristas hicieron a la región de París los pasados días 11 y 12, presumiblemente en busca de detonadores para sus explosivos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine