Desafío independentista

Puigdemont: "No nos dejaremos desahuciar de la democracia"

La Mesa del Parlamento catalán ha admitido a trámite la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república y ha aprobado este miércoles la ley del referéndum con tensión y la ausencia de PP, C's y PSC

07.09.2017 | 02:19
Puigdemont: "No nos dejaremos desahuciar de la democracia"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado hoy que "defenderá hasta el final" el derecho a decidir de Cataluña y ha hecho un llamamiento a los catalanes a votar en el referéndum independentista del 1 de octubre cuyo resultado ha asegurado que "vinculará" al Govern.

Puigdemont y sus consellers han firmado esta noche en el Parlamento catalán el decreto de convocatoria del referéndum independentista para el 1 de octubre. Tras ello, el president ha realizado una declaración institucional en el Auditorio del Parlament ante la prensa, acompañado también por todo su ejecutivo, los diputados de Junts pel Sí y la presencia del expresident Artur Mas y los líderes de las entidades soberanistas.

"La decisión de los ciudadanos nos vinculará, no puede ser de otra manera, y defenderemos hasta el final el derecho de todos los catalanes a votar, decidir y a ser ellos los que determinen su futuro. Cataluña decidirá democráticamente su futuro el 1 de octubre", ha afirmado Puigdemont.

Según el president, "en defensa de este derecho ponemos todo lo que tenemos, todo el trabajo, todo el esfuerzo y toda la voluntad y compromiso. Es lo que han de hacer los gobiernos -ha añadido- cuando en la historia de su país llegan momentos como éste, de encrucijada, decisivos, en que todos sin excepción asumimos nuestra responsabilidad".

El mandatario catalán ha convocado "a los ciudadanos de nuestro país a decidir de qué manera hay que orientar el futuro de Cataluña: si por el camino de la autonomía y el Estatut recortado o por un nuevo camino como estado independiente en forma de república".

"Ahora es el momento de la ciudadanía -ha añadido-, de culminar este largo proceso con una respuesta que tenga el mismo compromiso democrático de estos años: cívico, participativo, positivo y transversal".

Puigdemont ha considerado que "decidir a través de las urnas, escuchar a la población, aceptar su veredicto... eso es democracia. Negar ese derecho, tratar a los catalanes como súbditos al servicio de un Estado que fabrica amenazas al mismo ritmo que fabrica incumplimientos, eso no es democracia, es otra cosa".

A su juicio, Cataluña tiene la "oportunidad" de constituirse en un estado "democrático, moderno y libre", decisión que "corresponderá a la gente, no a ningún tribunal, consejo de ministros o Tribunal Constitucional deslegitimado, desprestigiado y politizado hasta niveles impropios".

Porque "nadie tiene autoridad ni poder de incautarnos el derecho a decidir. Es de la gente. No nos dejaremos expropiar este derecho, desahuciar la democracia o anular nuestros derechos humanos".

Y ha reiterado que convoca a todos los ciudadanos para votar y mostrar su opción ante la independencia, "todas igual de legítimas". "No hacen falta amenazas ni insultos, es un momento de gran esperanza, mucha ilusión y reconocimiento a los que nos han precedido en la lucha por las conquistas democráticas".

"En momentos de cambio, en el que parte notable de la ciudadanía pide y espera cambios", ha sentenciado, "quedarse sin hacer nada es una actitud de resignación que impide progresar. El mundo evoluciona, avanza y toma decisiones. Y Cataluña pertenece a un mundo que avanza. Y decidirá democráticamente su futuro el 1-O".

Ley de transitoriedad

En este sentido, la Mesa del Parlamento catalán ha admitido a trámite esta madrugada la ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la república, la principal ley de desconexión con le Estado impulsada por Junts pel Sí (JxSí) y la CUP.

El acuerdo se ha adoptado al filo de la una de la madrugada, con los votos a favor de los cuatro miembros de JxSí en la Mesa, incluida la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, el voto contrario de los representantes de Ciudadanos y el PSC y la abstención del representante de Catalunya Sí Que Es Pot.

La oposición en el Parlament, sin embargo, ha pedido la reconsideración de la admisión a trámite por parte de la Mesa, en cuya reunión el secretario general de la cámara catalana, Xavier Muro, ha advertido a los presentes de que la tramitación de esta ley está afectada por los autos del Tribunal Constitucional (TC) sobre el proceso soberanista.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, de hecho, ha vuelto a suspender el pleno para reunir de nuevo la Mesa, que deberá valorar, entre otras cosas, la petición del PSC para reconsiderar la admisión a trámite de la ley de transitoriedad.

En un pleno insólito y sin precedentes, entre múltiples suspensiones para reunir a la Mesa para valorar las objeciones de la oposición a los pasos dados por las fuerzas independentistas, el Parlament ha aprobado la ley del referéndum y después el Govern en pleno ha firmado el decreto de convocatoria del 1-O.

Pero el pleno sigue entre interrupciones constantes para que se reúna la Mesa para estudiar las peticiones de reconsideración de la oposición, que ahora rechaza la elección de los cinco miembros de la Sindicatura Electoral del referéndum y la admisión a trámite de la ley de transitoriedad.

JxSí y la CUP prevén aprobar este jueves la ley de transitoriedad jurídica, aunque no entraría en vigor hasta que se haya celebrado el referéndum, siempre y cuando gane el 'sí' a la independencia.

La ley de transitoriedad establece un periodo provisional para regular el tránsito entre la Cataluña autonómica y la independencia, para evitar un vacío legal en esta hipotética situación

Aprobación de la ley


El Parlamento de Cataluña, con el apoyo de Junts pel Sí (JxSí) y la CUP y en ausencia de los diputados de Ciudadanos, el PSC y el PPC, aprobó minutos antes la ley del referéndum, para amparar la votación anunciada para el 1 de octubre, en uno de los debates más tensos y maratonianos de la historia del Parlament.

Tras una tramitación exprés ejecutada en un solo día, aunque entorpecida por un crispado pulso procedimental desde las nueve de la mañana entre las fuerzas independentistas y la oposición, que ha obligado a suspender el pleno media docena de veces para reunir a la Mesa del Parlament, el debate sobre la ley de referéndum ha culminado a las 21.30 horas con la votación final.

La ley ha obtenido 72 votos a favor de los grupos independentistas de JxSí y la CUP y del diputado no adscrito, Germà Gordó, ninguno en contra y 11 abstenciones de Catalunya Sí Que Es Pot, mientras que los diputados de Ciudadanos, el PSC y el PPC han abandonado el hemiciclo, como habían anunciado, antes de la votación.





Al término de la votación, los diputados de las fuerzas independentistas y los miembros del Govern se han levantado de sus escaños para cantar Els Segadors, acompañados por una nutrida representación soberanista en la tribuna de invitados, entre ellos el expresidente de la Generalitat Artur Mas y los presidentes de la ANC, Jordi Sánchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

Antes de proceder a la votación, los diputados de Ciudadanos, el PSC y el PPC han abandonado el hemiciclo en señal de protesta y, además, los populares han dejado sobre sus escaños banderas catalanas y españolas.

Después, la diputada de Podem Àngels Martínez se ha levantado para ir a retirar las enseñas españolas, aunque ha sido reprendida por la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que ha instado a los ujieres de la cámara a reponer las banderas.

La Mesa del Parlament rechaza las enmiendas a la totalidad


La Mesa del Parlament había rechazado esta tarde tramitar las enmiendas a la totalidad presentadas por tres grupos de la oposición (Ciudadanos, PSC y CSQEP) a la ley del Referéndum, al entender que el pleno de la cámara ya ha votado que sólo se puedan presentar enmiendas al articulado.

Las peticiones de reconsideración de estos tres grupos, para que fuesen admitidas sus enmiendas a la totalidad, han sido desestimadas por la mayoría de que dispone JxSí en la Mesa del Parlament y, en consecuencia, no han sido admitidas a trámite.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha reiterado el ofrecimiento -ya realizado en el pleno- para que las enmiendas a la totalidad sean reconvertidas en enmiendas al articulado, que ofrecen la posibilidad de poder suprimir todo o únicamente partes concretas del texto.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

España

Nicolás Maduro durante una rueda de prensa.
España convoca al embajador de Venezuela por las críticas de Maduro

España convoca al embajador de Venezuela por las críticas de Maduro

El presidente venezolano aseguró que España "no tiene moral" por reprimir "al pueblo de Cataluña"

Montoro promete abordar "ya" la reforma del modelo de financiación autonómica

Montoro promete abordar "ya" la reforma del modelo de financiación autonómica

El ministro de Hacienda confía en presentar los Presupuestos de 2018 en las próximas semanas

Guardiola dedica la victoria del City a Sànchez y Cuixart

Guardiola dedica la victoria del City a Sànchez y Cuixart

"Ojalá puedan salir muy pronto porque ahora mismo es un poco como si todos estuviéramos allí", dice

Podemos y el PDeCAT exhiben carteles por los "presos políticos"

Podemos y el PDeCAT exhiben carteles por los "presos políticos"

La presidenta del Congreso abronca a los diputados de ambos partidos tras mostrar mensajes para...

Puigdemont se resiste a los llamamientos para convocar elecciones y evitar el 155

Puigdemont se resiste a los llamamientos para convocar elecciones y evitar el 155

El PDeCAT se suma a quienes instan al presidente catalán a volver sobre la declaración de...

La mentirosa

La mentirosa

Por desgracia, los últimos episodios del independentismo catalán siguen urdiendo las...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine