El referéndum independentista del 1-O Movimientos del soberanismo

Puigdemont acusa al Rey de asumir el discurso del PP y aboga por una mediación

El presidente catalán afea al monarca que no apelara al "diálogo y a la concordia" en su alocución del martes y dice a los catalanes que están "más cerca de su deseo histórico"

05.10.2017 | 01:19
Puigdemont, durante su discurso de anoche.

El presidente catalán, Carles Puigdemont, replicó anoche la alocución del Rey de la víspera y abogó por un proceso de mediación. Sin descuidar los gestos -habló a la misma hora, aunque fue más breve, unos ocho minutos, frente a los quince del monarca-, acusó a Felipe VI de haber hecho "suyo el discurso y las políticas del Gobierno de Rajoy, que han sido catastróficas para Cataluña", y le reprochó, además, que no apelara "al diálogo y a la concordia", como "se esperaba de usted".

"Así, no. Con su decisión de ayer [por el martes] usted decepcionó a mucha gente en Cataluña que le aprecia y que le ha ayudado en momentos difíciles de la institución", afeó Puigdemont a Felipe VI, al que en ese momento se dirigía directamente.

"El Rey ignora deliberadamente a los millones de catalanes que no piensan como el Gobierno y que han sido víctimas de una violencia policial", se quejó el president. Y lamentó que el monarca no haya tenido "el papel de moderador que la Constitución le otorga y que ayer [por el martes] declinó".

Con todo, el mandatario catalán mostró su "disposición a emprender un proceso de mediación" tras la celebración de la consulta ilegal. "Este momento pide mediación", reiteró, como ya había dicho el lunes, para, enseguida, volver a quejarse, esta vez del Estado en su conjunto: "No hemos recibido ninguna respuesta positiva por parte del Estado a ninguna de las opciones de mediación que hay sobre la mesa y creo, con toda sinceridad, que vuelve a ser una grave irresponsabilidad no atender los ruegos que envía gente de dentro y fuera de Cataluña y el Estado para que este conflicto se encarrile desde la política y no desde la Policía".

El mandatario aseguró que está recibiendo propuestas para hacerlo y que prevé recibir más, y los ofrecimientos que están llegando "conocen de primera mano" su "disposición". Su Ejecutivo tiene la "puerta abierta siempre al diálogo y el respeto hacia el otro".

Puigdemont lamentó que Felipe VI "no haya tenido interés en conocer la opinión y la visión del Gobierno de la Generalitat en ningún momento de esta crisis" y, sin embargo, haya aceptado asumir "un rol inadecuado que sólo busca allanar las decisiones que el Gobierno español hace tiempo que estudia" a fin de "liquidar las aspiraciones de soberanía del pueblo catalán". "Unas aspiraciones que no duda en tratar como criminales e ilegítimas y contra las cuales usa recursos sin límite", criticó. De hecho, sin ceder un ápice en sus planes, dio por seguro que "en los próximos días" las instituciones catalanas tendrán que "aplicar el resultado del referéndum", tras el cual los catalanes "están más cerca de su deseo histórico".

Eso sí, en ningún momento habló Puigdemont de independencia ni del pleno del lunes, en el que la CUP da por hecho que se proclamará.

En su primera reacción, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, criticó que Puigdemont no atienda el mensaje a la "moderación, la cordura y la convivencia" que hizo el Rey el martes y siga en una "deriva" que "le aleja cada vez más de la rectificación que le está pidiendo todo el mundo".

Sáenz de Santamaría reclamó a Puigdemont que "respete a España" y que "respete a Cataluña", tratando a sus instituciones con el respeto que "merecen". "Es un dirigente contra la ley, contra las instituciones, contra Europa y contra la mayoría de los catalanes", se quejó la vicepresidenta.

El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, tachó de "cínico" al presidente catalán y le acusó de "escudarse" en la población catalana. Le reprochó que no actúe como el presidente de todos los catalanes y hable de un "pueblo uniforme", cuando es el responsable de su "fractura". "Hoy quería comparecer con palabras ponderadas como si no fuera responsable de nada", criticó Ábalos.

Podemos valoró que hablara de mediación y exigió a Rajoy que salga "del búnker". El lendakari, Íñigo Urkullu, destacó ese mismo detalle y que no hiciera referencia expresa a la declaración de independencia. "¡Hay una oportunidad para intentarlo!", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

España

Nicolás Maduro durante una rueda de prensa.
España convoca al embajador de Venezuela por las críticas de Maduro

España convoca al embajador de Venezuela por las críticas de Maduro

El presidente venezolano aseguró que España "no tiene moral" por reprimir "al pueblo de Cataluña"

El conflicto puede tener un coste de 13.000 millones para España

El conflicto puede tener un coste de 13.000 millones para España

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal advierte que el crecimiento del PIB podría...

Sànchez pide cambiar de módulo tras gritarle un preso ´viva España´

Sànchez pide cambiar de módulo tras gritarle un preso ´viva España´

Los líderes de ANC y Òmnium se encuentran en módulos separados y alejados de los presos más famosos

El Govern, "preparado" para una declaración de independencia

El Govern, "preparado" para una declaración de independencia

El consejero de Exteriores afirma en Bruselas que el Ejecutivo catalán no dará marcha atrás si el...

El Gobierno sustituirá a Junqueras si aplica el 155

El Gobierno sustituirá a Junqueras si aplica el 155

Montoro ha enviado dos contratos de publicidad a la Fiscalía por su posible relación con el 1-O

Podemos y el PDeCAT exhiben carteles por los "presos políticos"

Podemos y el PDeCAT exhiben carteles por los "presos políticos"

La presidenta del Congreso abronca a los diputados de ambos partidos tras mostrar mensajes para...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine