La secesión catalana Acción judicial y preparativos electorales

La Fiscalía belga realiza el estudio de la euroorden previo al envío al juez

Puigdemont se dice listo para colaborar con la Justicia local n Los letrados de los encarcelados precisan sus denuncias de maltrato

05.11.2017 | 01:56
Protesta en Bilbao, ayer, con miles de personas contra el artículo 155.

La Fiscalía federal belga se encontraba ayer estudiando las cinco órdenes europeas de detención y entrega emitidas por España contra el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y los cuatro exconsejeros que lo acompañan en Bruselas. Por esta razón todavía no ha designado un juez de instrucción que se ocupe de ellas, paso que se dará hoy, domingo, o mañana, lunes, según explicó su portavoz, el magistrado Eric van der Sijpt.

Puigdemont aseguró ayer mismo en un tuit que tanto él como los cuatro exconsejeros están "preparados para colaborar plenamente con la Justicia belga". A este respecto, el portavoz de la Fiscalía no quiso aclarar si ya hubo contactos para acordar la entrega del expresidente.

Tras ser designado, el juez tendrá 24 horas para decidir si la petición de detención y extradición se ajusta a derecho o si hay alguna "causa de rechazo" que aconseje denegar la euroorden. De igual modo, decidirá si Puigdemont y los exconsejeros son enviados a prisión, como demanda la juez Carmen Lamela en la euroorden, o quedan en libertad, con o sin medidas cautelares. Si el juez concluye que las euroórdenes son ejecutables, enviará el caso a un tribunal de Primera Instancia, lo que iniciará un proceso que deberá resolverse en un máximo de sesenta días.

En España, el abogado de varios de los exconsejeros encarcelados, Jaume Alonso-Cuevillas, denunció el trato "vejatorio" que recibieron antes de entrar en prisión, como que la Policía hizo desnudarse a dos de ellos y que Carles Mundó tuvo que ser atendido por heridas en la muñeca ante la excesiva presión de las esposas. El abogado añadió que los exconsejeros llegaron a Estremera el jueves a las diez de la noche, en ayunas y tras haber sido esposados con las manos a la espalda, práctica reservada para "presos peligrosos" que calificó de "humillación absolutamente innecesaria".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine