La controversia pone en peligro la coalición de Gobierno belga

07.11.2017 | 01:32

La controversia desatada en el Gobierno belga por la crisis catalana pone en peligro la estabilidad del Ejecutivo de coalición de cuatro partidos de centroderecha, hilvanado por el primer ministro, Charles Michel. La clave es que Michel, liberal francófono, pertenece a una fuerza minoritaria (MR), mientras que el partido mayoritario es el secesionista flamenco N-VA, aliado de los independentistas catalanes. Tras denunciar uno de sus miembros, el ministro del Interior, Jan Jambon, que Madrid ha ido muy lejos, ayer le respondió el ministro de Exteriores, Didier Reynders, quien pidió que dejase actuar a la Justicia. El presidente del N-VA, Bart de Wever, echó leña al fuego al asegurar que el PP "no ha aprendido de su pasado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine