La secesión catalana Preparativos electorales y acciones judiciales

La falta de acuerdo dificulta la lista única del soberanismo y otorga ventaja a ERC

A medianoche se cierra el plazo para inscribir coaliciones electorales sin visos de que el independentismo reedite la fórmula de JxSí que sirvió para el proceso de ruptura catalán

07.11.2017 | 03:02

Los partidos soberanistas no concurrirán en una lista única a las elecciones del 21 de diciembre salvo que en las próximas horas diera un vuelco la posición de ERC. A medianoche de hoy se cierra el plazo para inscribir las coaliciones que concurrirán a los comisión, con la casi nula probabilidad de que se reedite la fórmula de Junts pel Sí (JxSí), con la que el independentismo se sometió a las urnas en 2015 y que sirvió de plataforma, con el apoyo de la CUP, para el desarrollo de todo el proceso de ruptura catalán.

Tras la reunión ayer de su comisión permanente, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) mantuvo su posición de que sólo aceptaría una lista única si a ella se suman la CUP y otros sectores de la izquierda soberanista. Como alternativa a esta posibilidad, con escasos visos de prosperar por el fracaso de los contactos que vienen manteniendo en los últimos días y casi descartada, ERC propone tres listas del soberanismo con puntos programáticos comunes. "Tanto si hay un bloque único como si hay tres, estaremos coordinados y con objetivos compartidos, lo que nos permitirá defender cada uno de nuestros respectivos espacios políticos", expuso ayer el portavoz de Esquerra, Sergi Sabriá.

Los sondeos anticipan que ERC será la formación más votada el 21-D. El PDeCAT, a quien las encuestas auguran una debacle que podría relegarlo hasta la cuarta posición, propuso a la formación republicana repetir una "lista de país" encabezada por el destituido Carles Puigdemont. Las tensiones entre ambas formaciones en los días previos a la declaración de independencia han alejado a los dos partidos, a lo que volvió a aproximar el encarcelamiento de antiguos miembros del Govern, con el que fuera vicepresidente y líder de ERC Oriol Junqueras al frente.

La estrategia de Esquerra se orienta ahora a atraer a la izquierda soberanista, después del desmembramiento de Catalunya Sí que es Pot, la otra coalición de los comicios de 2015 marcada por las severas diferencias de sus integrantes en los momentos más críticos de la frustrada legislatura catalana. Entre las fuerzas que podría sumar ERC están los restos de Podem, la marca catalana de Podemos, que ayer abandonó su hasta ahora líder Albano Dante Fachin, quien anuncia un nuevo partido.

El líder del PPC, Xavier García Albiol, insistió ayer en que populares, PSC y Ciudadanos están obligados a llegar a un acuerdo de gobierno si logran mayoría en las elecciones del 21-D. Una de las circunstancias que frustrarían ese acuerdo sería las "tentaciones de los socialistas de reeditar un tripartito con los 'comunes' y ERC". En respuesta a estas manifestaciones, el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, rechazó la "política de frentes" e invitó a PP y C's a que concurran juntos a los comicios de diciembre puesto que "tienen idéntico proyecto". El PSC sondea a algunos de los que formaron parte de la extinta CIU para integrarlos en sus candidaturas electorales, según fuentes socialistas que ayer citaba Europa Press.

El objetivo de estas incorporaciones es confeccionar "listas transversales" que sirvan para atraer al votante catalanista moderado, que se siente "huérfano" de representación tras la deriva soberanista del PDeCat.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine