Vísperas electorales del 21-D

La asamblea de la CUP decide por amplia mayoría concurrir a los comicios del 21-D

El PDeCAT perfila una "lista del president" lo más transversal posible y con nombres de la sociedad civil, pero no diluida en una agrupación de electores

13.11.2017 | 00:39
Anna Gabriel (primera por la derecha), sentada junto a otros dirigentes de la CUP.

La asamblea de la CUP decidió ayer por amplia mayoría concurrir a las elecciones del 21-D, pese a considerarlas "ilegítimas" e "impuestas" por haber sido convocadas al amparo del artículo 155. Lo hará en solitario, con una candidatura "rupturista y de izquierdas" y "lo más amplia posible", y con el objetivo de "materializar la república" declarada por el Parlament el pasado 27 de octubre.

En la votación, celebrada en Granollers (Barcelona), la militancia dio luz verde a la participación en los comicios con el voto a favor del 64,05% de los 1.125 afiliados presentes.

En el discurso de clausura de la asamblea, la exportavoz Anna Gabriel dijo que la participación de la CUP en una cita electoral "impuesta" -en la que, de todas formas, "merece la pena estar", admitió- solo puede justificarse si sirve para iniciar "el proceso constituyente", lo que no será "posible sin la ruptura con el Estado español". Gabriel aprovechó para criticar a los comunes de Ada Colau, aunque sin citarlos. A la formación política que ayer, en consulta interna, decidió romper su pacto de gobierno con el PSC en el Ayuntamiento se refirió la exportavoz en el Parlament como la de quienes se tienen por "soberanistas y dicen que ni declaración unilateral de independencia ni 155".

"¿Cómo se puede equiparar la intervención de un Estado autoritario y fascista con respetar la voluntad de un referéndum?", les reprochó. También considera que serán claves para discutir y trabajar frente a "un independentismo que no tenía claro cómo se asaltaba el poder", en referencia a PDeCAT y ERC, que consideran que no tenían preparadas las estructuras y las estrategias necesarias para hacer efectivo el resultado del 1-O.

Entre tanto, la plana mayor del PDeCAT, con Artur Mas y Marta Pascal a la cabeza, se reunió con Carles Puigdemont el sábado en Bélgica para perfilar una "lista del president" lo más transversal posible, según anticipó La Vanguardia. No se trataría, al final, de una lista convencional (del PDeCAT como tal) ni de una agrupación de electores (donde las siglas del partido quedarían demasiado diluidas), sino de una candidatura liderada por Puigdemont a la que se incorporarían nombres de la sociedad civil y de diferentes sensibilidades políticas, y que aprovecharía la marca ya registrada esta semana por los exconvergentes: Partit Demòcrata-Pacte Democràtic (PDeCAT-PACTE).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine