Más de 500 argelinos se pasan todo el día en el patio de la cárcel de Archidona

02.12.2017 | 01:19

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, detectó "numerosas carencias" en las instalaciones de la cárcel sin inaugurar de Archidona (Málaga), que cumple funciones de Centro de Internamiento para Extranjeros (CIE) y en la que están más de 500 varones argelinos, que llegaron a la Península de modo irregular. Entre las deficiencias más relevantes está que los internos permanecen en el patio desde el desayuno hasta la cena (excepto para la comida) sin tener acceso al resto de zonas comunes, incluidos los baños. Esta ausencia de horario y actividades favorecen los incidentes entre internos. También alerta de que su traslado al centro se hizo uniéndolos "muñeca a muñeca" con bridas. Las visitas se hacen en locutorios aislados con mamparas de cristal y usando teléfonos, lo que no garantiza la privacidad.

El Ministerio del Interior aseguró que se han solventado todas las carencias que el Defensor del Pueblo expone y alega que "la situación de urgencia justificaba que algunos de los servicios necesitaran un tiempo para ser puestos en funcionamiento".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine