EN DIRECTO
Roger Torrent, de ERC, nuevo presidente del Parlament de Cataluña
Cataluña, camino de las urnas

Puigdemont tiene como único plan seguir como presidente de la Generalitat

Esquerra Republicana cuestiona que el exjefe del Govern pueda ser investido de nuevo porque "en cuanto vuelva de Bruselas irá a la cárcel por mucho tiempo"

09.12.2017 | 00:36
Miquel Iceta arropado ayer en Tarragona por Adriana Lastra (en el centro) y Ximo Puig (a la izquierda).

El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont es una amenaza creciente para las pretensiones de ERC de convertirse en la primera fuerza catalana en las elecciones del 21 de diciembre y los republicanos buscan la manera de provocar su desgaste electoral. Esquerra comienza a cuestionar incluso la vía elegida por el exjefe del Govern para sustraerse a la justicia con su huida a Bruselas y duda que pueda ser investido de nuevo. Mientras Puigdemont desde la capital belga sostenía, en una rueda de prensa por videoconferencia, que "solo hay un plan", que consiste en "continuar siendo el president de Cataluña, el Parlament no me ha cesado", Carles Mundó, que fuera conseller de Justicia en su gabinete, cerraba esa puerta.

Mundó, de ERC, y uno de los exconsejeros que salió de la cárcel de Estremera a comienzos de semana, afirmaba anoche en Blanes que hay que ser "realistas". "Que Puigdemont pueda volver a Cataluña para ejercer su cargo es poco más que un deseo", señaló. Mundó anticipa que si el expresidente "y los consellers que están en Bruselas ponen los pies en Cataluña serán llevados de inmediato a prisión y no podrán salir durante mucho tiempo, ya que no podrán convencer fácilmente al juez de que no hay riesgo de fuga". El representante de ERC que haya "un gobierno fuerte presidido por Oriol Junqueras si es puesto en libertad" y si su partido gana los comicios considera "evidente" que el exvicepresidente salga de la cárcel y "podrá ejercer todas las responsabilidades". Carles Puigdemont, por su parte, quiere que Cataluña sea la "primera república nativa digital".

Con un triunfo del independentismo "la ruina de Cataluña será total y completa". "Y volverá a mandar la CUP, volveremos a salir de la legalidad y estaremos cuatro años más hablando del artículo 155 y la crónica judicial", anticipaba ayer en Amposta (Tarragona) el candidato socialista Miquel Iceta, cuyo objetivo electoral son "un millón de ciudadanos indecisos", en los que confía para "ejercer como presidente en mayoría".

En su intervención, Iceta emplazó a enviar a los partidos independentistas "al rincón de pensar" el día 21. "Habéis tenido años para arreglar las cosas y no solo no habéis arreglado nada, sino que lo habéis estropeado todo. ¿Cuántas más empresas quieren que se vayan hasta reconocer que están haciendo daño? Se deben disculpar y se ha de cambiar de rumbo", afirmó. Recordó que la CUP "como mínimo es clara" y aboga por "un cambio radical, desobediencia, salir de la realidad y construir una república no solo contra viento y marea, sino contra la fuerza de la gravedad, les da igual". Y avisó de que "votar a Carles Puigdemont y a Oriol Junqueras es volver a poner a este país en manos de la CUP porque los demás le daban la llave de la situación".

Iceta estuvo acompañado por el presidente valenciano Ximo Puig y la vicesecretaria general del PSOE, la asturiana Adriana Lastra, quien vaticinó que el candidato socialista "comerá las uvas en el Palau de la Generalitat" .

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine