La Guardia Civil detiene al jefe de la empresa de mensajería del 1-O

Unipost ya hizo el buzoneo de la información institucional del 9-N

15.12.2017 | 01:10
Los agentes, ayer en la sede de Unipost en L´Hospitalet.

La Guardia Civil arrestó ayer al director general de la empresa de mensajería Unipost, Pau Raventós, en el marco de una operación para encontrar pruebas del gasto de dinero público en el referéndum ilegal del pasado 1 de octubre. Se trata de la misma firma en cuya nave de Tarrasa ya se incautaron los agentes, en el mes de septiembre, de miles de sobres y notificaciones que iban a enviarse a los miembros de las mesas de votación.

Raventós, detenido a primera hora de la mañana, fue puesto en libertad a última hora de la tarde. La operación la ordenó el Juzgado de instrucción número 13 de Barcelona, después de que la Guardia Civil denunciara en un informe las "argucias" del Govern para evitar concretar las cantidades destinadas a la consulta, informa Efe.

La incautación de sobres y notificaciones para el 1-O, el pasado 19 de septiembre, fue precedida por una reunión detectada cuatro días antes por la Guardia Civil, y celebrada en Barcelona, a la que asistieron el director general de Patrimonio, Francesc Sutrias -uno de los detenidos en la operación contra la logística del referéndum del 20 de septiembre-, el exconsejero de ERC Xavier Vendrell y Anton Raventós, propietario de la nave de Tarrasa. La Generalitat ya encargó a Unipost el buzoneo de información institucional de la consulta del 9-N de 2014, también suspendida por el Tribunal Constitucional.

La Guardia Civil registró desde las ocho de la mañana de ayer la sede de la empresa postal Unipost en L'Hospitalet. Según precisaron a Efe fuentes próximas a la investigación, además de la sede central de Unipost, también se procedió al registro de la sede social de la empresa, en la calle Mallorca de Barcelona, y un domicilio.

El pasado mes de septiembre, la Guardia Civil ya se incautó de abundante documentación relacionada con el censo del referéndum del 1-0, suspendido por el Tribunal Constitucional, durante el registro de varias oficinas de la compañía Unipost en Cataluña.

El coste del referéndum

A principios de este mes, el titular del juzgado número 13 solicitó información a la administración catalana de la publicidad sobre la consulta y su difusión en medios de comunicación y los costes en el material electoral empleado, lo que incluye urnas, papeletas, sobres y gastos de envío a cargo de Unipost.

Con posterioridad al 1-O, Unipost, presentó el 11 de octubre un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de extinción que afectaba a 2.200 trabajadores, la totalidad de su plantilla en España, tras no poder rehacerse de la grave situación económica que atravesaba.

En los registros de ayer, los agentes también buscaron pruebas sobre los gastos del Govern para la celebración del referéndum, que hasta ahora no se han podido determinar, más allá de una partida de medio millón en publicidad.

De hecho, el juez recurrió el pasado 23 de noviembre al artículo 155 de la Constitución para pedir en un auto a los ministerios de Economía y Hacienda que dieran las "órdenes oportunas" para que la Generalitat aclarara el coste del referéndum. La Generalitat respondió indicando "el desconocimiento o inexistencia de cualquier tipo de gasto" del referéndum.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine