Interior retirará antes del sábado a los agentes enviados a Cataluña por el 1-O

El Ministerio abre una investigación por el menú de la cena de Nochebuena en el crucero 'Rhapsody', la última polémica generada por un contestado despliegue

27.12.2017 | 02:25
Policías nacionales retiran a partidarios de la independencia en una calle de Barcelona el 1-O.

El Ministerio del Interior ha dado instrucciones para poner fin de forma progresiva desde ayer hasta el próximo sábado al despliegue de refuerzo en Cataluña de policías y guardias civiles con motivo del referéndum del pasado 1 de octubre y que se mantuvo en las semanas siguientes y, después, con motivo de la aplicación de las medidas del artículo 155 y las elecciones del 21-D.

La orden es que, como muy tarde el día 30, se retiren los dos barcos que siguen atracados en el puerto de Barcelona para alojar a parte de los agentes movilizados desde diferentes puntos de la geografía española, dando por concluida la operación Copérnico con la que se desplegó un dispositivo sin precedentes, que ha llegado a cifrarse extraoficialmente en 20.000 efectivos.

En este tiempo la operación no ha sido ajena a las críticas, especialmente de los sindicatos y asociaciones de guardias civiles, que a lo largo de estos dos meses han denunciado las condiciones de la estancia de algunos alojamientos, especialmente el ferri conocido popularmente como el barco de Piolín, que ya zarpó del puerto de Barcelona el pasado día 16 de diciembre.

Pero la última polémica surgió el pasado fin de semana, después de que agentes de ambos cuerpos y sindicatos policiales compartieran en redes sociales el menú de la cena de Nochebuena ofrecido a los agentes que todavía siguen en los cruceros Rhapsody y GNV Azzurra, lo que ocasionó que ayer mismo el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ordenara la apertura de una investigación interna.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine