Rajoy solo ve una "sombra" para la economía: la inestabilidad en Cataluña

El PSOE deja de ver a Podemos como "socio preferente"

30.12.2017 | 01:17

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, hizo ayer balance de 2017, que consideró un "año ganador para la recuperación económica y social", con "la única sombra" de la "inestabilidad" en Cataluña.

"Ha sido un año extraordinariamente difícil con momentos de enorme tensión para todos porque hemos tenido que hacer frente a algo tan inusual y desestabilizador cómo es la declaración de independencia de una parte de nuestra nación", confesó Rajoy. Sin embargo, su valoración del año es "positiva" porque se ha "demostrado" dentro y fuera de España que se puede gobernar en tiempos de "fragmentación política". El reto para 2018 es aprobar los Presupuestos con los mismos apoyos que tuvo para los de 2017 (PNV, C's y los partidos canarios) y descartó remodelar el Gobierno.

El balance de la oposición no fue ni mucho menos tan halagüeño. El PSOE culpó a la "inacción" de Rajoy, "en colaboración con su socio" Ciudadanos, de la "doble fractura", social y territorial, que a su juicio aqueja al país. Además, el "número tres" del PSOE, José Luis Ábalos, negó que los socialistas mantengan una relación de "socio preferente" con Podemos, tal como definió los vínculos entre los dos partidos Pedro Sánchez al inicio del curso político. Ábalos dejó claro que si ha habido tal relación, ya no la hay: el PSOE no tiene "ninguna sociedad" con Podemos, sino "más bien algún problema".

Albert Rivera (C's) no dudó a valerse de la ocasión de hacer balance para presentar a su partido como garante de las reformas que necesita la sociedad frente al "inmovilismo" del PP y las "ocurrencias" del PSOE. Y aconsejó a Rajoy que no dé por asegurado su apoyo a las cuentas de 2018.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine