Junqueras, Sánchez y Forn no podrán ir al Parlament aunque sí delegar su voto

El juez deniega trasladar a los presos por peligro de incidentes n La Mesa decidirá si pueden ejercer sus derechos por persona interpuesta

13.01.2018 | 01:20

El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena denegó ayer la petición de traslado del exvicepredesidente Oriol Junqueras a una cárcel catalana para que asista a las sesiones del Parlament que comenzarán la próxima semana.

El rechazo es extensivo a los otros dos diputados soberanistas en prisión, el líder de Asamblea Nacional Catalana (ANC) Jordi Sànchez y el exconsejero de Interior Joaquim Forn, quienes tampoco podrán estar físicamente presentes en las sesiones de la Cámara.

Pablo Llarena, que lleva la investigación judicial del proceso independentista, argumenta la medida por la falta de garantías de que en el traslado de los encarcelados no se produzcan movilizaciones o enfrentamientos que alteren la "pacífica convivencia".

El magistrado lo justifica además con la naturaleza de los delitos por los que se encuentran en prisión los tres diputados soberanistas, acusados de rebelión y sedición y cuyo comportamiento se caracteriza "no sólo por desatender cuantas órdenes judiciales se les han dirigido, sino por llamar a la ciudadanía a replicar masivamente su desobediencia". La decisión de no permitir que acudan al Parlament colisionaría con el derecho político de los tres diputados a ejercer como tales, algo que no es un derecho personal sino de los electores.

Para eludir esta circunstancia y no alterar el reparto de fuerzas parlamentarias, el magistrado del Tribunal Supremo declara la "incapacidad legal prolongada" de los tres investigados y les reconoce "la posibilidad de delegar su voto", algo sobre lo que deberá pronunciarse la Mesa de la Cámara. Pablo Llarena descarta de forma expresa el voto telemático "dada la sujeción especial que comporta el régimen penitenciario que les afecta".

ERC solicitó ayer que los letrados del Parlament se pronuncien sobre la delegación de voto de los diputados encarcelados. El auto del juez del Tribunal Supremo cierra la puerta a que Carles Puigdemont pueda beneficiarse desde Bruselas de la misma medida, que circunscribe a quienes se vean en privados de ejercer sus derechos políticos "por razones ajenas a su voluntad", circunstancia distinta a la del expresidente, huido a Bruselas por propia iniciativa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine