ÚLTIMA HORA
El Dépor anuncia un acuerdo para el traspaso de Andone al Brighton
Trama Gürtel

El supuesto blanqueador de Correa niega ilegalidades

"Mi despacho ni cambió ni modificó ninguna factura", ha dicho Ramón Blanco Balín en el juicio

09.02.2018 | 15:03

El considerado 'cerebro' financiero de la trama Gürtel, Ramón Blanco Balín, ha defendido este viernes en el juicio que está celebrando la Audiencia Nacional por la presunta financiación ilegal del PP de la Comunidad Valenciana que su despacho de asesoría fiscal nunca "cambió, ni modificó" las facturas de la empresa vinculada a la red corrupta Orange Market.

Durante su declaración ante el titular del Juzgado Central de lo Penal, José María Vázquez Honrubia, ha explicado que Orange Market le enviaba directamente las facturas de todos los trabajos que se suponían que habían realizado. "No teníamos capacidad para saber si los servicios se habían prestado o no", ha puntualizado.

Entre estos trabajos se encuentran los actos de campaña de las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y las generales de 2008 que realizaron para el PP valenciano, liderado entonces por Francisco Camps, y con los cuales se sospecha que la formación política se financió irregularmente.

A preguntas de la fiscal Anticorrupción Myriam Sabadell, Blanco Balín ha relatado que nunca detectó alguna irregularidad y que si hubiese sido así habría dejado de trabajar con la Gürtel. "Mi despacho no ha encontrado nunca nada sobre la caja 'b', no teníamos conocimiento ni de facturas manipuladas o modificadas en su concepto y que no correspondían a la realidad, ni que había unos pagos que se realizaban en efectivo", ha afirmado.

En este sentido, ha asegurado que tampoco participó en la ocultación de fondo: "Mi despacho, en ningún momento, ni cambió ni modificó ninguna factura que llegó desde valencia". De hecho, ha puesto como ejemplo que una vez le pasaron una factura relacionada con la competición de vela Copa de América, que se celebró en Valencia en 2007, y comunicó que no era deducible.

Por otro lado, el considerado el 'blanqueador' de Correa, ha relatado al juez que fue el yerno del expresidente del Gobierno José María Aznar, Alejandro Agag, quien le "envió" al líder de la trama Gürtel, Francisco Correa. Ha continuando diciendo que no dudó en trabajar con ellos porque Agag es "una persona lo suficientemente creíble para hacer esto".

Además, ha añadido que cuando el 'número dos' de la Gürtel, Pablo Crespo, le pidió hacerse cargo de la contabilidad de Orange Market, él aceptó pero avisando de que sólo podría llevar las cuentas "durante un tiempo" porque su despacho no llevaba a "sociedades operativas que tienen mucho movimiento". Por ello, no trabajó con las empresas de Correa con sede en Pozuelo de Alarcón (Madrid) -ha dicho-, cuyo trabajó se analizó en el juicio por la primera época de la trama corrupta.

Acciones para pagar las multas

El asesor fiscal -que al inicio de su comparecencia ha dicho que ahora trabaja prestando los mismos servicios en África-, ha precisado que ni Correa, ni Crespo le entregaron las facturas; sino que llegaban a su despacho directamente desde Orange Market, aunque no recuerda quién mandaba la documentación.

Según el escrito de la Fiscalía Anticorrupción, Blanco Balín, que se enfrenta a 15 años de prisión por seis delitos fiscales, formó parte del Consejo de Administración de Orange Market a través de la mercantil Hator Consulting, que actuaba representada por su despacho de asesoría.

Al respecto, ha explicado que su participación en Hator Consulting se debe a que Correa le regaló el 30 por ciento de las acciones en el momento de su constitución, así como participaciones de otras sociedades, para compensar el "pago de minutas" de sus honorarios.

En este sentido, ha destacado que nunca fue "dueño" ni tomó decisiones en esa compañía y, por tanto, no se llevó "remuneración ni dividendos" de ella. "Ser socio de una compañía creo que no lleva aparejado la gestión", ha añadido, al mismo tiempo que ha precisado que es accionista de grandes multinacionales.
Comienzan las testificales

La declaración de Blanco Balín ha sido la última de las 19 personas sentadas en el banquillo de los acusados por participar presuntamente en la financiación ilegal del PP de la Comunidad Valenciana. El juicio se reanuda el próximo martes, día 13 de febrero, con el inicio de las comparecencias de los testigos.

Entre ellos, se encuentra el extesorero del PP Luis Bárcenas, que está previsto que declare la próxima semana. Mientras tanto, la más esperada de todas las testificales es la del expresidente de la Comunidad Valenciana Francisco Camps, después de que algunos acusados --como el responsable de Orange Market, Álvaro Pérez 'El Bigotes', o el exsecretario general de los 'populares' valencianos Ricardo Costa-- le identificasen como la persona que ideó la caja 'b' del PP regional.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine