05 de abril de 2018
05.04.2018

Mossos refuerzan la vigilancia de sedes oficiales en previsión de actos violentos

Las acciones de los Comités de Defensa de la República obligan a la policía catalana a desarrollar un nuevo plan de respuesta

05.04.2018 | 02:02
La mujer de Puigdemont, Marcela Topor, llega a la cárcel de Neumünster acompañada por Josep Maria Matamala, el amigo del expresidente.

La Policía Nacional detuvo ayer en la ciudad de Madrid al ingeniero informático y antiguo empleado del conocido banco suizo HSBC Hervé Falciani en virtud de una orden de arresto y extradición emitida por las autoridades del país helvético el pasado 19 de marzo.

La detención se produjo en la Universidad Pontificia de Comillas, donde Falciani se disponía a participar en un acto académico. Suiza es el país donde se encuentran huidas las líderes independentistas catalanas Marta Rovira (ERC) y Anna Gabriel (CUP), si bien contra esta última, a diferencia de Rovira, no pesa una orden de arresto internacional y entrega a España.

El Tribunal Penal Federal suizo condenó, en ausencia, a Falciani a cinco años de cárcel en noviembre de 2015 por filtrar información privada, la llamada lista Falciani, que destapó fraudes fiscales y operaciones de blanqueo de más de 100.000 clientes del HSBC.

Falciani fue detenido en Barcelona en julio de 2012 y quedó en libertad en diciembre de ese año. En mayo de 2013, fue denegada su extradición a Suiza.

Los Mossos d'Esquadra iniciaron ayer el despliegue operativo previsto en el denominado plan Minerva, con el que se pretenden contrarrestar las posibles acciones violentas. Como respuesta a una intensificación de los actuaciones de los llamados Comités de Defensa de la República (CDR), especialmente tras el encarcelamiento del expresidente Puigdemont en Alemania, la policía autonómica catalana reforzó ayer los dispositivos para garantizar el orden público y la vigilancia de edificios judiciales y europeos, además de las sedes de los partidos políticos y de la administración del Estado.

El edificio del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) está desde ayer rodeado de vallas de seguridad y hay un aumento discreto del patrullaje en entornos en los que pudieran actuar los CDR.

El nuevo despliegue provocó la protesta de los sindicatos policiales, cuyos responsables consideran que los agentes de la policía autonómica se encuentran sometidos a un considerable "sobreesfuerzo" y a "una carga de trabajo muy intensa" desde los atentados yihadistas del verano pasado. A raíz de aquellos ataques se activó el plan Kronos, al que siguió dispositivo Agora con motivo del referéndum del 1 de octubre. Representantes de los agentes de los Mossos mostraron ayer su temor a que las acciones de los CDR deriven en "inestabilidad social".

Visitas a Puigdemont

Puigdemont confía en que Alemania acepte sus alegaciones de que la entrega que reclama España responde a una "causa política" y deniegue su extradición. Esa fue la esperanza que transmitió a quienes le visitaron ayer. En Neumünster recibió a su mujer, Marcela Topor, acompañada de Josep Maria Matamala, el empresario que se ha convertido en su sombra desde la huida a Bruselas y que lo acompañaba en el momento de su detención en Alemania. También se entrevistó con Puigdemont el vicepresidente primero del Parlament y diputado de JxCat, Josep Costa, quien durante una reunión de casi dos horas encontró al expresidente "muy entero y determinado" y dispuesto a seguir con su "lucha política". El Parlament celebra hoy un pleno en el que se hará efectiva la delegación de voto de Puigdemont, aceptada por la Mesa pese a las advertencias en contra del Constitucional.

Los exconsejeros fugados a Bélgica, Antoni Comín, Meritxell Serret y Lluís Puig, comparecerán hoy en Bruselas ante un juez de instrucción que decidirá si les impone medidas cautelares antes de decidir sobre la reclamación de extradición a España.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine