07 de abril de 2018
07.04.2018
El laberinto catalán

Las rendijas de Europa

07.04.2018 | 01:33
Las rendijas de Europa

El azahar de la primavera sevillana es insuficiente para enmascarar el olor a tragedia que comienza a envolver al PP. La convencional autoexaltación en la capital andaluza está enturbiada por los malos augurios que trae una concatenación de acontecimientos imprevisibles. No hay remasterización que limpie ya la emborronada imagen de Cristina Cifuentes, con una proliferación de detalles sobre sus deméritos universitarios que hacen redundantes las conclusiones de cualquier investigación. Después de que la presidenta madrileña reconociera, con la desvergüenza propia de quien considera que todo le está permitido, que se saltó los requisitos académicos elementales para añadir una falsa perla a su curriculum, el rector de la Universidad asumió ayer que no hay constancia de que Cifuentes completara el máster. Poco más se puede añadir. El desenlace está ahora en manos de Ciudadanos, que puede elegir entre un desalojo limpio o la lenta descomposición de Cifuentes, mientras espera a las urnas autonómicas de 2019.

Por las rendijas de una Europa a medio armar, esta vez las judiciales, se han ido quizá la menguantes esperanzas de Rajoy de ver aprobadas las cuentas públicas, su única prioridad como gobernante al que preocupa más lo administrativo que lo político. Puigdemont desencadenado reaviva la contumacia del soberanismo y se difumina cada vez más la posibilidad de un desbloqueo en Cataluña que libere al PNV de su alineamiento en el frente contra el 155.

El independentismo se mueve sobre una falsa sensación de victoria, pese a que hay en marcha un proceso judicial al que todavía le quedan muchas vueltas, y olfatea la oportunidad de causar un daño severo a Rajoy, su mayor enemigo político, utilizando el compromiso que atenaza a los nacionalistas vascos con los hermanos catalanes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine