04 de mayo de 2018
04.05.2018
La desaparición del principal grupo terrorista

ETA escenifica su final

La banda anuncia su disolución y asegura haber "desmantelado totalmente sus estructuras" n Las víctimas, por su parte, reclaman que se visualice la derrota de la organización

04.05.2018 | 03:11

ETA anunció ayer su "disolución" final tras haber "desmantelado totalmente el conjunto de sus estructuras". El comunicado, certificado en Ginebra por una fundación humanitaria y al que pusieron voz para su emisión los históricos Josu Ternera, todavía entre los terroristas más buscado, y Anboto, encarcelada en Francia, forma parte de la larga escenificación del final de la banda. Una despedida que comenzó el 20 de abril pasado con una petición parcial de perdón a sus víctimas y que se prolongará hoy con un acto en la localidad vascofrancesa de Cambo-les-Bains. Atrás quedan más de 800 muertos, miles de heridos y extorsiones en casi sesenta años de actividad que ahora se difuminan sin que se visualice una auténtica rendición, reprochan las asociaciones de víctimas. Lo que ahora se anuncia es mero "ruido" y "propaganda", afirma el presidente Rajoy.

El último escrito de la banda se hizo público de forma simultánea en dos escenarios, un acto en la sede de la Fundación Henri Dunant de Ginebra (Suiza) y el conducto habitual del portal Naiz.info y la edición digital del diario Berria. En Suiza, el director ejecutivo del Centro Henri Dunant para el Diálogo Humanitario, David Harland, certificó con solemnidad que el "día 3 de mayo, a las 14.00 hora local, ETA ha dejado de existir". En paralelo un grupo de periodistas e invitados de los dos medios de comunicación que sirven de cauce a la banda colgaban en sus webs los archivos con la última declaración del grupo terrorista en español, francés, inglés y euskera, además de documentos sonoros con las voces de dos históricos dirigentes de la banda, Josu Urrutikoetxea, Josu Ternera, huido de la justicia y en busca y captura desde 2002, y María Soledad Iparragirre Anboto, presa en Francia, leyendo el comunicado en español y en lengua vasca. En el escrito, ETA anuncia que su militancia ratificó la propuesta de "dar por concluido su ciclo histórico y función". La decisión tiene el respaldo del 93 por ciento de los que participaron en la votación. La mitad de los casi 3.000 vinculados a la banda participaron de una forma u otra en el proceso. ETA define su final como una disolución al señalar, en la última frase del texto, que la banda "surgió de este pueblo y ahora se disuelve en él". Como consecuencia de esa decisión, ETA asegura que "ha desmantelado totalmente el conjunto de sus estructuras". Además "da por concluida toda su actividad política", lo que significa que "no será más un agente que manifieste posiciones políticas, promueva iniciativas o interpele a otros actores". Los que ahora pasan a ser sus "exmilitantes" continuarán "con la lucha por una Euskal Herria reunificada, independiente, socialista, euskaldun y no patriarcal", aunque lo harán en "otros ámbitos", cada cual "donde lo considere más oportuno".

En su comunicado final, la banda no menciona ni a sus víctimas ni a los 290 presos condenados por delitos relacionados con el terrorismo internos en las cárceles de España y Francia. Ellos son ahora la gran cuestión pendiente, tal y como reconocían ayer distintos representantes políticos del País Vasco.

La Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) criticó ayer al Gobierno por permitir que ETA "se salga con la suya" y que la organización terrorista oculte que está totalmente derrotada por el Estado de Derecho. El presidente de la asociación, Alfonso Sánchez, califica de "inaudito" y "esperpéntico" el comunicado de la banda. También el Colectivo de Víctimas del Terrorismo del País Vasco (Covite) considera "decepcionante" la forma en que ETA se va porque "no es el final que merecían las víctimas y la sociedad". La banda no "asumió su responsabilidad criminal", por lo que Covite insta a "dar la batalla del relato" basado "en la verdad de las víctimas".

En otro paso de su escenificación, el final de la mayor banda terrorista que operó en España recibirá hoy el aval de personalidades políticas internacionales en una conferencia en la localidad vascofrancesa de Cambo-les-Bains. El acto asistirán partidos políticos vascos como el PNV, EH Bildu y Podemos, sindicatos y organizaciones sociales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine