Hugo Chavez
laopinióncoruña.es >Hugo Chavez>reacciones>

El féretro de Chávez ya descansa en la capilla ardiente

El féretro de Chávez ya descansa en la capilla ardiente

El ataúd fue trasladado a la Academia militar, donde presidentes latinoamericanos hicieron la primera guardia de honor

07-03-2013TuentiMeneame
Líderes latinoamericanos en la Capilla Ardiente.
Líderes latinoamericanos en la Capilla Ardiente.. REUTERS.

EFE/CARACAS El féretro del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, fue instalado en capilla ardiente en la Academia Militar después de un periplo de más de seis horas por Caracas.

El ataúd de madera con los restos mortales del jefe de Estado venezolano fue trasladado a la capilla ardiente, donde los presidentes de Argentina, Cristina Fernández; Bolivia, Evo Morales; y Uruguay, José Mujica, hicieron la primera guardia de honor.

Posteriormente, el vicepresidente, Nicolás Maduro, y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, permanecieron a cada lado del féretro junto a otros integrantes del Gobierno.

Luego lo hicieron los hijos del presidente: Rosa Virginia, María Gabriela, Hugo y Rosinés, así como una de las nietas de Chávez, en medio de un largo aplauso de los asistentes.

El féretro recorrió ocho kilómetros entre el Hospital Militar y el recinto dispuesto en la Academia, que forma parte de la base Fuerte Tiuna, un complejo de edificios e instalaciones castrenses.

El ataúd de madera con los restos mortales de Chávez fue recibido en la Academia con una marcha militar y el saludo de sus antiguos compañeros de armas situados a cada lado de un camino marcado por una alfombra roja y resguardado por cadetes con espadas.

A las afueras quedó una multitud que aguarda para darle el último adiós al líder de la revolución bolivariana, que también fue llevado a hombros por el ministro de Defensa, almirante Diego Molero, y otros integrantes del estamento militar.

El ataúd, envuelto en la bandera tricolor de Venezuela, todo el tiempo iba precedido por un integrante de la Guardia de Honor Presidencial que portaba la espada del libertador caraqueño Simón Bolívar durante su ingreso al recinto.

En el lugar se celebró una ceremonia religiosa en la que participaron sacerdotes y pastores evangélicos y que congregó a familiares encabezados por la madre del gobernante, Elena Chávez, así como a integrantes del Gabinete y otros funcionarios del Ejecutivo.

Una marea roja de seguidores de Chávez acompañó el cortejo fúnebre que partió en la mañana luego de una ceremonia religiosa y entre acordes musicales desde el Hospital Militar, donde el hombre que gobernó Venezuela durante los últimos 14 años falleció ayer a causa de un cáncer que le detectaron hace 20 meses.

La Academia Militar, según explicó el canciller, Elías Jaua, fue elegida como lugar para despedir a Chávez, porque, como el propio mandatario lo había manifestado, es "la cuna de la revolución bolivariana" y "el sitio donde nació el presidente Chávez".

Caracas, de rojo

Las calles de Caracas se vistieron de rojo al paso del féretro del presidente de Venezuela, acompañado por un mar de fervientes seguidores en su viaje desde el hospital hacia la Academia Militar.

El cortejo fúnebre de Chávez, fallecido a los 58 años a raíz de un cáncer, fue acompañado por miles de sus seguidores que se apostaron a lo largo de los 6,3 kilómetros de un recorrido que empleó más de cinco horas y lo encabezaron el vicepresidente, Nicolás Maduro, y el presidente de Bolivia, Evo Morales.

El traslado desde el Hospital Militar de Caracas, adonde fue llevado el jefe de Estado el 18 de febrero a su retorno de Cuba tras permanecer internado más de dos meses en la isla, fue trasmitido obligatoriamente por las emisoras de radio y televisión.

Miles de venezolanos lloraron frente a los televisores y al paso del féretro, como inicialmente lo hizo de manera desconsolada la madre de Chávez, Elena de Chávez, a la salida del hospital.

Escoltado también por miembros de la Guardia de Honor Presidencial, el coche fúnebre con el féretro de Chávez cubierto con la bandera de Venezuela avanzó por las calles del centro de Caracas de forma ceremoniosa, entre una sentida marea roja que le mandó besos y le prometió fidelidad y amor eterno bajo un sol inclemente.

Las muestras de pesar, que no pudieron disimular ni los efectivos militares que resguardaban la seguridad de los ciudadanos ni los propios ministros, contrastó con la música llanera, las fanfarrias y canciones de batalla que no dejaron de sonar en este día triste.

El rojo del chavismo se confundió con banderas de ese mismo color y de Venezuela, así como con afiches, fotografías de Chávez y distintos carteles que exhibían en honor del líder de la revolución bolivariana sus seguidores.

Antes de llegar a la Academia, el vehículo atravesó en su último tramo el paseo de Los Próceres, que forma parte del complejo Fuerte Tiuna, donde también está la Academia Militar, donde Chávez muchas veces encabezó actos castrenses.

Ya en la Academia se celebró una ceremonia religiosa en la que participaron sacerdotes y pastores evangélicos y que congregó a familiares, integrantes del Gabinete y otros funcionarios del Ejecutivo.

El féretro, llevado a hombros hasta el interior de la Academia, fue finalmente instalado tras recorrer ocho kilómetros hasta el recinto en el que permanece en capilla ardiente, donde los presidentes de Argentina, Cristina Fernández; Bolivia, Evo Morales; y Uruguay, José Mujica, hicieron la primera guardia de honor.

Maduro y el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, permanecieron a cada lado del féretro junto a otros integrantes del Gobierno después del grupo de mandatarios visitantes.

Luego lo hicieron los hijos del presidente: Rosa Virginia, María Gabriela, Hugo y Rosinés, así como una de las nietas de Chávez, en medio de un largo aplauso de los asistentes.

El diputado y ex alcalde caraqueño Freddy Bernal propuso que por la "altura política" y "consagración a la patria" debe ser sepultado en el Panteón Nacional, en el centro de Caracas, donde se encuentra la tumba del Libertador Simón Bolívar y otros próceres.

El ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Elías Jaua, dijo que el funeral de Estado previsto para el viernes contará con la presencia de varios mandatarios.

"Una Venezuela con presidentes amigos y aliados por todo el mundo, una Venezuela respetada y querida por la totalidad de los pueblos del mundo y por casi la totalidad de los presidentes de los Gobiernos del mundo es otro legado que nos deja el presidente Chávez", sostuvo el jefe de la diplomacia venezolana.

Mandatarios de todo el mundo envían mensajes de condolencia


"Chávez ya no soy yo, Chávez somos todos"