Eurocopa 2016

'Ramos y el efecto arrastre'

El defensa andaluz es un gran central, un líder, pero a veces olvida sus defectos

27.06.2016 | 18:42
'Ramos y el efecto arrastre'

LAS DOS CARAS

Sergio manda, Piqué defiende

No hace ni diez días de que me enteré por la prensa que se habían reconciliado. Se ve que habían estado enfadados, aunque lo que realmente importa es que ambos estén a su mejor nivel y, amigos o no, lleven a la Roja hasta el título. Hablo de Piqué y Ramos, nuestros centrales, que por una u otra cosa están dando mucho que hablar durante el torneo. Yo me voy a ceñir a lo que pasa en el campo, y ahí, hasta ahora, es Piqué quien está dando la cara por el equipo e incluso por su compañero. Es de lo mejorcito de la selección, y no lo digo solo por su gol ante Chequia. En cuanto a Sergio, es un central sublime. Uno de los mejores del mundo. Y el líder espiritual de la Roja ya sin Xavi yPuyol. Su problema es que hay veces en las que se complica la vida más de la cuenta, se deja llevar, lo quiere hacer difícil, y la jugada en cuestión termina arrastrando al resto: pérdida peligrosa, tarjeta o penalti fallado. Un jugador debe saber en qué es bueno y en qué no lo es tanto, y estoy seguro que en esta selección hay varios lanzadores de penalti mejores que él, por ejemplo.

UN ÚNICO ESTILO

Prisioneros del balón

Nos habíamos crecido tras golear a Turquía y contra Croacia nos llevamos una buena bofetada. Seguramente, necesaria. Hemos vuelto a la realidad. A ver que esta España ofrece luces y sombras. Frente a los turcos supimos imponer la superioridad que ellos mismos nos dieron, empequeñeciéndose como rivales de partida, pero ante las selecciones que nos han plantado cara lo hemos pasado mal. Sin balón sufrimos mucho. No somos capaces de cambiar el paso; de jugar a la contra, con más velocidad. Y hay que tener claro que la posesión es importante si hace daño al otro equipo. Tenerla por tenerla es una tontería. Escuché a Rakitic al acabar y no podía estar más de acuerdo con él: los croatas supieron sufrir y esperar sus oportunidades agazapados. Algo que olvidamos la pasada temporada en el Levante, después de años de éxito, y hemos acabado en Segunda.

BRUNO COMO FRENO

Nadie entendió el cambio

Del Bosque no encontró complicidad en sus jugadores a raíz de la entrada de Bruno. El cambio era el acertado, pero nadie lo entendió sobre el césped. Lo que quería no era tanto mantener la ´X´ como dar estabilidad al equipo. Frenar los contragolpes croatas y aportar tranquilidad, ya que el resultado era bueno. Y aún así, Perisic hizo el 2-1 en el minuto 87 y con España atacando como si le fuera la vida en marcar un gol. A ver si no se repita el fallo.

COSAS A CAMBIAR

Silva y Cesc, demasiado lejos

En ataque, España ha vivido prácticamente de cuatro o cinco pases en profundidad de Iniesta y alguna aparición de Silva y Nolito. Del segundo ya he dicho muchas cosas, así que me referiré esta vez al primero. Escorado, como juega en banda derecha, creo que necesita estar más cerca del área,no casi en el centro del campo, para aportar desequilibrio con mayor continuidad. Lo mismo que Cesc, su cómplice en el 1-0 del otro día.

JUGÓ EN MI DEBUT

Buffon, el portero inmortal

En los últimos años, la Roja ha ganado más que ha perdido contra cualquiera. Incluida Italia, por muy competitiva que esta sea siempre. Aunque yo la victoria que más recuerdo fue la de mi debut con la selección. Fue en Montjuïc, en marzo de 2000, y les derrotamos 2-0. Buffon ya era su portero titular, por cierto...

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine