Por el alcohol y la cerveza, un 40% más

05.07.2014 | 02:45

Con los cambios que el actual modelo de financiación autonómica introdujo el peso relevante de los ingresos de la Xunta viene de los impuestos y, sobre todo, de aquellos de carácter estatal y de los que luego las comunidades reciben una parte de la recaudación. Del 50% en el caso de IRPF e IVA y un 58% para los Especiales.

Antes de la segunda recesión, por las declaraciones de la Renta, el Ejecutivo autonómico recibió 2.392 millones, con un incremento respecto a 2011 del 29%. En el IVA , el alza fue del 45%, hasta los 2.096 millones. El resto de la cesta fiscal maneja cantidades ostensiblemente más pequeñas, aunque las variaciones son igual de sustanciosas para las arcas regionales. Especialmente llamativo es el caso del impuesto sobre la cerveza, con 11,5 millones, tras un aumento del 39,7%; y el 45% más en el del alcohol, que contribuyó con 34,5 millones. Por las importantes caídas del consumo, y pese al encarecimiento sufrido por ambos, tanto la electricidad como las gasolinas cerraron 2012 con una recaudación para la Xunta un 7,8% y un 4,8% menor. Esta última por el polémico céntimo sanitario, ya suprimido.

Caso aparte es el del Impuesto del Patrimonio, recuperado en ese ejercicio. De ahí la diferencia de 7.305%. El gravamen que se aplica a las grandes fortunas alcanzó los 43,4 millones en Galicia.

¿Y los impuestos propios de la Xunta? Dos tendencias diferentes. Sucesiones y Donaciones acumuló un incremento respecto a 2011 del 11,5%. Más de 190 millones en ingresos líquidos, aunque el total de derechos reconocidos escala a 213,2 millones. Los de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados, en cambio, obtuvieron un 12,4% y un 21,4% menos de ingresos, dada su vinculación con la actividad económica y las grandes compras.

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine