El sector advierte de que será "imposible" hacer todos los cambios en los tres años que impone la normativa

02.08.2015 | 01:03

La medida incluida en el borrador del decreto de deyecciones ganaderas que ha provocado un mayor rechazo en el sector es que todas las modificaciones han de hacerse antes de tres años. "En tres años es imposible hacer las reformas. Es imposible. Una ruina. Deben ampliar los plazos, sino sería una locura", alerta Jorge Vázquez, quien insiste en que en estos momentos es "inviable" realizar los cambios. Óscar Pose es más directo. "No lo vamos a permitir", afirma. Los sindicatos agrarios tenían hasta el 14 de julio para presentar las alegaciones, que esperan que sean atendidas por la Consellería de Medio Rural, aunque, apunta Óscar Pose, "últimamente la consellería se escucha a sí misma y nada más". No existen plazos para que se apruebe el decreto. En la reunión que mantuvieron con Rosa Quintana se acordó la creación de una mesa de trabajo en la que estuviesen presentes todas las partes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine