Besteiro hace públicas escrituras y cuentas bancarias para "desmontar" su imputación

Defiende que pagó el piso que investiga la juez De Lara con dinero de sus ahorros y un préstamo hipotecario - Abonó los 52.000 euros de la reforma con cinco años de retraso

07.08.2015 | 02:18
Besteiro muestra ayer la documentación que remitió al juzgado.

El secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, se sometió ayer a un "striptease económico y patrimonial" para "desmontar las falsedades" que le imputa la juez Pilar de Lara. El líder socialista hizo públicas escrituras notariales y extractos bancarios para acreditar la procedencia del dinero con el que pagó y reformó el piso que posee en propiedad junto a su mujer en la capital lucense y que está siendo investigado por la magistrada en el marco del caso Garañón. La defensa del dirigente del PSdeG presentó ayer toda la documentación ante el Juzgado de Instrucción número 1 de Lugo junto a un recurso que pide el sobreseimiento de la causa "por no haberse acreditato hecho delictivo ni siquiera sospechoso".

Besteiro está imputado por los presuntos delitos de tráfico de influencias, prevaricación, cohecho y delito contra la ordenación del territorio. De Lara investiga el proyecto de construcción de una urbanización en la zona de O Garañón aprobado cuando el líder de los socialistas gallegos era edil de Urbanismo en el Concello de Lugo, y su relación con la compra de un piso por parte de Besteiro y su mujer al socio de una empresa que había vendido antes el solar a la promotora implicada. La instructora indaga si el dirigente del PSdeG se pudo ver favorecido tanto en el precio de adquisición de la vivienda como en la posterior reforma.

El auto de imputación asegura que "no hay constancia de la procedencia" del dinero con el que Besteiro y su esposa pagaron el piso. El secretario xeral del PSdeG, que quiso dejar clara su "honorabilidad y la de su familia", explicó que pagaron la vivienda, que costó 138.000 euros, "como cualquier hijo de vecino": con una cuenta vivienda, ahorros que tenía en el banco y una hipoteca.

Compareció cargado de documentación que repartió entre la prensa y explicó que en diciembre de 2004 puso una primera señal para el piso que ascendía a 36.000 euros, que pagó, por un lado, con la liquidación de su cuenta vivienda y, por otro lado, con parte de sus ahorros. El 31 de mayo de 2005 formalizó la compra de la vivienda para lo que entregó al comprador un cheque de 102.000 euros que, según la documentación aportada, procedía de parte de sus ahorros y de un préstamo bancario de 90.000 euros. También entregó el documento que acredita que pagó los correspondientes impuestos autonómicos.

Fueron más escuetas las explicaciones que dio el líder del PSdeG sobre la reforma que realizó en la vivienda. Aunque la reforma se hizo en el año 2005, el extracto bancario que acredita el pago de las obras -cuantificadas en 52.200 euros- es de noviembre de 2010. El dirigente socialista justificó el retraso en "las deficiencias" que presentaba la remodelación. Otro de los puntos oscuros es que la licencia de reforma fue tramitada, siendo edil Besteiro, a nombre del anterior propietario, el constructor José Alfonso Quiroga Berdeal, en marzo de 2005, solo tres meses antes de la venta pero cuando ya se habían entregado los 36.000 euros de reserva de la vivienda. El político lucense no supo explicar cómo era posible que el dueño de este piso solicitase permiso para reformarlo cuando ya había comprometido su venta. "Esa es una pregunta que se le tiene que hacer al propietario", afirmó. En relación al delito contra la ordenación del territorio, el líder del PSdeG explicó que la urbanización en O Garañón estaba contemplada en el PXOM de 1991, aprobado por el PP, cuando aún no era concejal de Urbanismo. Siendo ya edil se autorizó un convenio con el promotor que tuvo como único fin reducir la edificabilidad y que además, según defiende, contó con "todos los informes técnicos favorables".

Según Besteiro, no entregó antes esta documentación porque estaba esperando a exponérsela a la juez el día 31 de julio cuando estaba prevista su declaración y que al final se pospuso.

Precisamente al mismo tiempo que el líder del PSdeG hacía pública la documentación relativa a este caso, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, mostraba su confianza en que "acreditara" lo requerido por la juez "por el bien de la política y del PSdeG".

El presidente del PP de Lugo, José Manuel Barreiro, censuró, sin embargo, que Besteiro, mantenga "un discurso de cierta hipocresía" con respecto a los políticos imputados cuando "le toca a él mismo".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine