Adiós a la gallega pionera del pañuelo blanco

Pepa Noia, fundadora de las Madres de Plaza de Mayo, fallece tras buscar a su hija Lourdes durante 39 años

02.09.2015 | 17:29

Pepa Noia confesaba en una entrevista, que se guarda como testimonio histórico en la Biblioteca Nacional de la República Argentina, que en sus últimos años dormía poco y solía ver la televisión por las mañanas. A las once, en las ondas, había una cita que no se perdía: la lotería. Su objetivo era comprobar si entre las cifras agraciadas salía su número "favorito", el 29. "El 29 siempre lo juego", contaba. Tenía un motivo: esa era la edad de su hija María Lourdes cuando se la llevaron detenida el 13 de octubre de 1976. Nunca se volvió a saber de ella y su madre se convirtió en una de las pioneras de la Plaza de Mayo. Pepa Noia, de origen gallego, fue la primera madre en pisar la emblemática plaza de Buenos Aires para clamar por los desaparecidos durante la dictura de Videla

Hasta dos paquetes de cigarrillos se fumó Pepa Noia entre las dos y las cuatro de la tarde del 30 de abril de 1977, una fecha que forma ya parte de la historia argentina, aunque ella entonces no se lo podía ni imaginar. Josefina García, como la bautizaron en 1921 Agustín, taxista, y Aurora, ama de casa, dos ourensanos cuyo sueño de hacer las Américas los llevó a establecerse y a formar su familia en Buenos Aires, estaba muy nerviosa y llegó temprano a una cita que, en plena dictadura de Videla, ponía en peligro su vida.

Siga leyendo la noticia en Orbyt, o suscríbase a La Opinión de A Coruña y tenga acceso completo a todas nuestras noticias sin límites.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine