Algunas canteras de la comunidad se convierten también en zonas de interés para el turismo

20.09.2015 | 01:30

Minas como la de San Finx, en el concello coruñés de Lousame; y las de Fontao, en el municipio pontevedrés de Vila de Cruces, son dos ejemplos de rehabilitación del poblado de la cantera para acondicionarlo como museo y centro de interpretación. La recuperación del patrimonio histórico minero también se aborda en el proyecto europeo Atlanterra en el que participa el Instituto Geológico y Minero de España (IGME). La investigación se centró en Galicia por la relevancia de la minería en esta comunidad y su resultado fue la creación del Mapa de Patrimonio Minero de Galicia, presentado el pasado octubre. Desde la Cámara Mineira ponen como ejemplos de restauraciones la de una explotación de arcillas en Brañas de Valga (Mesía) convertida en un espacio natural y observatorio de aves, el sistema de lagunas formadas en una gravera en Begonte incluida en la Red Natura 2000 o la naturalización de la cantera Pedras Miudas de Catoira. Destaca además la conversión de las minas de lignito de As Pontes en un lago que servirá de regulación del embalse de Cecebre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine