"Se hará de forma progresiva. En 2016 empezaremos en un par de sitios"

23.11.2015 | 00:36

La Xunta emprenderá el próximo año una reorganización de la administración de Justicia en la comunidad autónoma que obligará reordenar a todo su personal, unos 2.500 empleados, así como a reubicar o adaptar sus oficinas. Con la nueva estructura se centralizarán todos los servicios que antes se repartían entre los diferentes juzgados. En cada partido judicial habrá un único Servicio Común Procesal General, que aglutinará el registro de recepción de demandas, denuncias o recursos, así como el reparto, el archivo, la gestión de la lista de peritos o la labor de asesoría e información, de manera que el ciudadano podrá acudir directamente a esta oficina sin tener que ir a uno u otro órgano judicial en función del caso. El objetivo es ganar en agilidad, eficacia y transparencia, así como eliminar duplicidades, lo que permitirá reducir costes.

Para ello será necesario reubicar a los funcionarios de Justicia y convocar concursos para cubrir plazas que tendrán una mayor especialización. En cualquier caso, la Xunta garantiza que el personal mantendrá sus retribuciones fijas aunque sea trasladado a un puesto de categoría inferior.

Esta nueva reorganización, con la que se da cumplimiento a la Ley de Poder Judicial, queda plasmada en el anteproyecto de decreto pro el que se regula la estructura y organización de la oficina judicial de Galicia. Con el nuevo modelo se centralizarán las tareas que hasta ahora se llevaban a cabo en los distintos juzgados en torno a tres servicios. Por un lado, estará el Servicio General, el más importante y que sirve de puerta de entrada a la justicia.

Expediente electrónico

El Servicio de Ordenación y Procedimiento concentrará todas las tareas intermedias de tramitación y su implantación es la más difícil y queda condicionada a que se ponga en marcha el expediente electrónico judicial. Y, por último, habrá un Servicio de Ejecución, a donde irán todos los funcionarios que ahora trabajan en los juzgados y se encargan de tramitar las ejecuciones de las sentencias o resoluciones judiciales. De esta manera en los juzgados quedaría solo una unidad de apoyo directo al juez.

Entre las novedades se incluye que, por primera vez, el personal de la Xunta realizará tareas de mediación extrajudicial. Hasta ahora esta labor la realizaban agentes externos: abogados, psicólogos... De la mediación extrajudicial se encargará el Servicio Común General y para ello habrá que crear plazas específicas.

Según explican desde Vicepresidencia, en los partidos judiciales de cada una de las siete principales ciudades habrá, al menos, un Servicio Común General y un Servicio de Ejecución. El Servicio de Procedimiento dependerá de la digitalización de la justicia. "Este personal que tiene que intercambiar papeleo con el juez tendría que coger el carrito, sacar registro de entrada, salida y es más complicado; por eso es mejor esperar al expediente electrónico", explica el director xeral de Xustiza, Juan José Martín.

En el resto de partidos judiciales, se creará un Servicio General y la ejecución y la tramitación continuarán en los juzgados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine