Una de cada cuatro viviendas construidas desde 2008 en Galicia sigue aún sin vender

Son casi 30.000 los pisos a estrenar a la venta en la comunidad - A Coruña, con un 'stock' de casi 13.000 inmuebles vacíos ocupa el noveno puesto del 'ranking' nacional

26.11.2015 | 02:09

El estallido de la crisis económica justo después del boom inmobiliario dejó a Galicia con un importante volumen de viviendas nuevas sin vender. En 2010, el stock de pisos a estrenar en la comunidad rozaba los 40.000. Aunque desde entonces el mercado se ha ido estabilizando, en la actualidad todavía cuelga el cartel de se vende en un total de 29.591 inmuebles nuevos, el 23% de los construidos desde 2008. Este volumen, según el informe Radiografía del stock de vivienda de 2015 presentado ayer por la tasadora Tinsa, tardaría en absorberse dos años y medio. O lo que es lo mismo, hasta el primer semestre de 2018 no estaría todo digerido.

Pese al pinchazo de la burbuja inmobiliaria, en España se han construido 1,56 millones de viviendas en los últimos siete años, una cifra que equivale al 6,4% del parque total inmobiliario. El stock de viviendas vacías en el conjunto del país en estos momentos asciende a 389.000 inmuebles, casi el 25% de las construidos desde 2008 y de las que más de un 14% están en manos de promotores y casi todo el resto es de las comercializadoras de la banca y Sareb. Tinsa prevé que el próximo año habrá descendido una cuarta parte del stock, pero en algunos lugares necesitará cuatro años y en otros, como Madrid, entre uno y dos o de seis a doce meses en el caso de Barcelona.

Aunque la recesión comenzó a golpear con fuerza en la economía gallega en 2009, entonces había numerosas promociones en marcha y la bolsa de pisos sin vender engordó todavía más. 2010 fue el año de la inflexión. A partir de ahí dejó de construirse y comenzó a reducirse el stock de viviendas, aunque a ritmo muy lento. Los datos hablan por sí solos: en cinco años, la cifra de inmuebles sin vender en Galicia se redujo en apenas 10.000.

Desocupación por zonas

La mayor concentración de vivienda desocupada, edificada entre 2008 y junio de este año, se da en las áreas metropolitanas de las grandes ciudades y el arco mediterráneo. La media nacional de desocupación es del 22% en el caso de las capitales y grandes ciudades, pero baja al 15% en urbes como Madrid y Barcelona. De las comunidades del norte, Galicia es junto con Asturias las que presentan una menor concentración (23%). En Cantabria el porcentaje de pisos nuevos vacíos es de un 28% y en País Vasco, del 24%.

El stock de vivienda nueva en la provincia de A Coruña la coloca en el noveno puesto del ranking nacional, con casi 13.000 inmuebles a estrenar desocupados. Le sigue de cerca Pontevedra, en el puesto número 13 de la lista con más de 9.700 pisos vacíos. En Lugo, la cifra asciende a 5.194 y en Ourense a 1.646. A la cabeza está Madrid, con más de 35.000, seguida de Valencia con casi 23.500.

Pero si se tiene en cuenta la concentración relativa del stock lidera el ranking Almería, que roza el 39%; seguida de Cuenca, Castellón, Toledo, Murcia, A Coruña, Tarragona y Lleida, con unta tasa de entre un 30% y 35%. En el extremo opuesto están Navarra y Huesca, con menos de un 18%.

Entre las localidades gallegas mayor concentración de stock destacan Foz, en la costa lucense, y Ribeira (A Coruña), con excedentes del 40% de lo construido. La localidad pontevedresa de Sanxenxo se sitúa ligeramente por encima de la media de la costa gallega. Con un índice de viviendas desocupadas en Galicia por debajo del 20% están A Illa de Arousa y Boiro.

El informe de Tinsa deja claro que no toda España tiene vivienda desocupada. El 80% se concentra en 900 municipios. Hay que tener en cuenta que un 42% de los más de ocho mil municipios tiene un nivel muy bajo de stock y que en el 12% no se construyó nada entre 2008 y 2015. Apenas un 11% presenta más de un 40% de tasa de desocupación.

El estudio de Tinsa concluye que los precios de la vivienda aún no se han ajustado al mercado y tienen recorrido a la baja en casi un tercio del stock ubicado en las zonas con más actividad constructiva en los últimos años. Así en algunas donde el excedente es superior al 30% se esperan caídas de precios de más de un 6%.

Tinsa sostiene que el 26% del stock tiene difícil salida y detecta algunas zonas en las que teniendo en cuenta un periodo medio de maduración por promoción de dos años, también es necesario construir nueva vivienda. Es el caso de ciudades como Vigo, Pontevedra, Barcelona, Madrid, Málaga, Granada, Girona, Oviedo, Santander, San Sebastián, Gijón y Avilés, según recoge el informe Tinsa.

No todas las viviendas vacías están a la venta. Según la consultora, un 9% están en alquiler y un 4% no se pone en venta o alquiler por motivos que van desde esperar a que el mercado se recupere y remonten los precios (23%), hasta problemas judiciales, de vandalismo o falta de licencias de primera ocupación.




Haz click para ampliar el gráfico

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine