Caballero buscará con la Xunta fórmulas para salvar las obras estratégicas del Plan Xeral

"El fallo es contra la Administración ambiental autonómica, el Concello de Vigo obró con rigor", alega el alcalde n Rueda pide responsabilidades a quien tramitó el PXOM

02.12.2015 | 15:12
Abel Caballero.

Proceso

  • Tres años. Los primeros análisis jurídicos del fallo del Supremo en el Concello apuntan a que será necesario partir otra vez de cero en el procedimiento. Para laborioso proceso, se necesitarán al menos tres años para contar con un nuevo planeamiento
  • Impacto. Zona Franca cifra en 90 millones la inversión y suelo naves paralizadas por la sentencia. El Consorcio tratará la situación de Balaídos y el Parque Tecnológico en las comisiones del Concello
  • Demandantes. El colectivo vecinal que logró la sentencia del Supremo confía en que el fallo abra la puerta a un Plan Xeral “democrático y respetuoso con el medio ambiente”

El Concello de Vigo y la Xunta tratarán de ir de la mano para reducir el impacto de la sentencia del Tribunal Supremo que ha anulado por completo el Plan Xeral de Vigo. El alcalde, Abel Caballero, compareció ayer para hacer la primera valoración del fallo y anunció que hoy a mediodía se reunirá con la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, para sondear fórmulas que permitan salvar al menos proyectos estratégicos, entre los que, aunque no los citó, podrían encontrarse la ampliación del polígono industrial de Balaídos o la Ciudad de la Justicia, por su interés general.

"Es bueno que vayamos juntos para tratar de minimizar el efecto negativo", expuso Caballero. Mato se puso en contacto con el alcalde durante el día para ofrecerle "todo el asesoramiento técnico que pueda ser útil en los pasos que habrá que dar en los próximos meses" y planteó la conveniencia de celebrar la reunión, que se ha organizado con carácter de urgencia.

Caballero relató los antecedentes urbanísticos hasta la sentencia del Supremo, que anuló el Plan Xeral por no haber sido sometido al procedimiento de evaluación ambiental estratégica. Resaltó que la anterior, del Superior de Xustiza (TSXG), sí avaló el trámite seguido, a través de una resolución de "inviabilidad" el 28 de marzo de 2008 por parte de la Consellería de Medio Ambiente en respuesta a la solicitud del Concello de aprobar con premura el plan por los posibles retrasos en proyectos estratégicos, quedando sometido el posterior desarrollo de cada ámbito urbanístico a mecanismos de evaluación ambiental. En todo caso, subrayó que la sentencia "va contra la Autoridad autonómica ambiental, no contra el Concello, al que reconoce el rigor y correcto proceder en lo que le compete, con estudio de sostenibilidad y mecanismos de protección para cada ámbito". También recordó que el fallo anula las dos órdenes de aprobación del PXOM con colores políticos diferentes en la Xunta: la de mayo de 2008, que dio vía libre al 98,5% del Plan, bajo mandato del bipartito; y la de julio de 2009, ya con el PP al frente del Gobierno gallego.

El alcalde opina que en el fallo del Supremo hay "un error de concepto" cuando discrepa de la premura alegada para eximir al PXOM de Vigo de la evaluación ambiental estratégica, ya que la primera aprobación provisional, que afectaba a casi la totalidad del territorio, se produjo mes y medio después de la declaración de inviabilidad. La segunda aprobación, la que "tardó un año y dos meses" en producirse, solo atañe al 2% restante, destacó.

Caballero señaló que está por determinar aún hasta donde hay que retrotraer la tramitación del Plan Xeral y si hay que partir de cero, y también se estudia si hay opciones de recurso por vía judicial. Entretanto el foco se centra en evitar retrasos en los proyectos considerados de ciudad.

"Hay vías para minimizar el impacto y ya tenemos propuestas encima de la mesa. Estamos estudiando los efectos de la sentencia y seguramente los técnicos de la Xunta también", comentó.

La ley urbanística incluye instrumentos que permiten tramitar proyectos al margen de un Plan Xeral cuando su incidencia traspase las fronteras del concello y sean de interés general.

El vicepresidente de la Xunta, Alfonso Rueda, informó ayer de que técnicos autonómicos trabajan para que la anulación del Plan Xeral tenga el menor impacto posible, al tiempo que avisó de que "hay una serie de responsabilidades y quien tramitó el plan en aquel momento tendrá que explicar, y más si tiene ahora mismo responsabilidades, por qué en aquel momento se tomó esa decisión". A este respecto recordó que la aprobación en el Concello y el trámite ambiental se realizaron con el primer gobierno de Caballero y el bipartito PSOE-BNG en la Xunta.

Rueda apuntó que "todas las administraciones" tendrán que sentarse para abordar "una situación muy difícil" y "grave". "Vamos a ver, entre todos, qué se puede hacer para solucionar lo que se pueda solucionar y que no se pueda volver a repetir esta situación", indicó.

Caballero recomendó a Rueda "que mida" sus valoraciones en este sentido. "Yo no voy a iniciar esa vía, pero todo el mundo puede hablar de pedir responsabilidades. Debe recordar que la sentencia anula una aprobación del Plan Xeral durante su gobierno en 2009", concluyó.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine