El exalcalde de Ponteareas niega en el juzgado tratos a favor de Aquagest

Solla, imputado en la 'operación Patos', asegura que no recibió regalos por el contrato de la planta potabilizadora

11.12.2015 | 01:20
González Solla, ayer, a su llegada al juzgado.

El exalcalde de Ponteareas Salvador González Solla negó ayer en su comparecencia en el Juzgado de Ponteareas cualquier trato de favor en la concesión del contrato de la planta potabilizadora de agua del Concello a Aquagest.

El exregidor respondió a todas las preguntas, incluso del abogado del Ayuntamiento, que se ha personado en la causa, pero solo se abordó el contrato de la planta potablizadora. Solla explicó que lo que se hizo por parte del Concello fue una ampliación del contrato e indicó que Aquagest ya gestionaba la anterior planta de cloración de agua que fue sustituida por la nueva potabilizadora. Además, negó rotundamente que hubiese recibido regalo alguno por esta ampliación "ni por ningún contrato". Aseguró que el contrato realizado era anterior a su llegada a la alcaldía y "cuando tuvimos que hacer la ampliación, lo hicimos con todos los informes favorables... Yo no tenía problema alguno en hacer un concurso o no, pero todos los informes fueron favorables a la ampliación que aprobó el pleno".

"Durante mi etapa de alcalde no firmé ningún contrato con Aquagest y en esta ampliación de servicio contamos con todos los informes", destacó.

Solla debe responder por la adjudicación de la planta potabilizadora después de que la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía Nacional en su atestado de la operación Patos, indicase que la estación de tratamiento de agua potable E.T.A.P. de Ponteareas, fue adjudicada sin licitación, ni procedimiento administrativo legal alguno, por la vía de hecho a la empresa Aquagest, con tan solo una providencia municipal. Según la Policía este modo de proceder podría ser constitutivo de delito de prevaricación.

El exalcalde de Ponteareas tenía que responder sobre otros asuntos por lo que también está imputado, pero la falta de tiempo impidió su declaración. La exteniente de alcalde, Belén Villar, que inicialmente había sido citada para el lunes, así como la secretaria e interventores de aquel momento, que también están imputadas, serán llamadas a declarar próximamente. Ayer, en el interrogatorio al exalcalde, solo hubo tiempo a abordar la situación de la planta potabilizadora y quedarán para un nuevo emplazamiento la justificación de una subvención de Agader para la realización de obras en una sendero del río Tea y la contratación de una orientadora laboral así con la justificación de gastos en el Centro de Día.

Por otra parte, el exedil de Nigrán José Álvarez Valverde se acogió ayer a su derecho a no declarar en su comparecencia ante el Juzgado de instrucción número siete de Vigo, que investiga supuestas irregularidades en contrataciones públicas de varias administraciones en la denominada operación Patos.

Álvarez llegó al Juzgado junto a sus abogados cerca de las 10.30 horas para cumplir el trámite, que tan solo duró cinco minutos, al negarse el imputado a declarar. También rechazó hacer manifestación pública alguna a los medios de comunicación concentrado a la puerta a su salida del Juzgado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

 

El periódico continuará ofreciendo, día a día, segundo a segundo a través de su web, el aire fresco que introdujo en 2000 en el panorama informativo coruñés

 

Enlaces recomendados: Premios Cine